Comparte

Si hay un partido que en Veracruz está dividido, fracturado en su interior, ese es Acción  Nacional.

Una nueva pugna se registra en el blanquiazul, donde el grupo identificado con la familia Yunes de Boca del Río pretende acelerar la salida de Joaquín Guzmán Avilés de la dirigencia estatal.

El de Tantoyuca ya no cuenta con la mayoría de los consejeros y todo parece indicar que sus probabilidades de mantenerse al frente del partido son mínimas, casi nulas.


Comparte