Mesa de redacción

Comparte

Las irregularidades de Hipólito

Enrique Yasser Pompeyo

La administración que encabeza el alcalde de Xalapa, Pedro Hipólito Rodríguez Herrero ha sido cuestionada por diferentes sectores de la población, ya sea por obras mal hechas, por proyectos sin sentido o por millonarios recursos devueltos a la Tesorería de la Federación.

El actual gobierno local, catalogado ya como el peor en la historia de la ciudad, se encuentra ahora bajo la lupa por presuntas irregularidades detectadas en las cuentas públicas 2019 y 2020.

De acuerdo con el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), el ejercicio fiscal 2019 presenta un probable daño patrimonial por 14 millones 336 mil 606 pesos, mientras que en la cuenta de 2020 las irregularidades observadas ascienden a 5 millones 501 mil 888 pesos.

Por citar algunos ejemplos, el ente fiscalizador detectó que el Ayuntamiento erogó un millón 169 mil 738 pesos por anticipo a proveedores o adquisición de bienes y prestación de servicios a corto plazo, pero no los recuperó.

Hay un dato preocupante por lo delicado del tema. No se comprobó el gasto por 3 millones 810 mil 208 pesos para comprar armas cortas y largas, así como municiones y cargadores.

A esto se suma un gasto por 264 mil 616 pesos para adquirir plantas de arena, tierra, grava y equipamiento para emprendimientos; el asunto está en que no se presentaron las solicitudes de apoyo ni las listas de los supuestos beneficiarios.

Pero eso no es todo. En la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) las cosas tampoco marchan nada bien. A la serie de denuncias por una presunta red de corrupción, se suman las observaciones realizadas por el ente fiscalizador.

Tan sólo en la cuenta pública 2020 se observó un probable daño patrimonial por un millón 749 mil 570 pesos.

Resulta que la CMAS dio como anticipo un millón 32 mil 464 pesos para la compra de un bien inmueble, pero no fue recuperado. Se trata de un terreno para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, pero la propiedad está en proceso de posesión del dominio pleno, ya que se trata de una parcela ejidal.

Otro dato. La Comisión retuvo 63 mil 583 pesos del Impuesto Sobre la Renta por sueldos y salarios, así como el 10 por ciento sobre honorarios, pero no los entregó a la autoridad responsable.

Más allá de que las autoridades municipales comprueben o solventen las observaciones hechas por el ORFIS, entre los xalapeños va a quedar la imagen de un alcalde gris que no supo, no quiso o no pudo llevar las riendas de una administración tan importante como lo es la de la ciudad capital.

2022 representa para la población el cambio hacia un gobierno local de puertas abiertas, dispuesto al diálogo, a los consensos, con el objetivo de darle a Xalapa la grandeza que perdió y que merece recuperar.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte