Surgen quejas en vacunación antiCOVID-19; “trabajan sin ganas o cansados”

Comparte

Juan David Castilla

La aplicación de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-COV-2 (COVID-19) ha despertado la inconformidad de la población xalapeña por la falta de organización y de “ganas de trabajar” entre quienes participan en el Plan Nacional de Vacunación.

Jóvenes de 18 a 29 años, que acudieron al Complejo Deportivo Omega, a un costado del Estadio Xalapeño “Heriberto Jara Corona, en la ciudad de Xalapa, el pasado lunes 4 de octubre, denunciaron que la fila de espera llegaba hasta la zona de Rectoría de la Universidad Veracruzana (UV).

Parecía ser el mismo número de servidores de la nación, enfermeras y médicos que en la primera dosis; sin embargo, el proceso fue más lento y tedioso.

Algunos de los jóvenes tardaron solo 40 minutos en la aplicación de la primera dosis y en esta ocasión tuvieron que estar formados varias horas para acceder al beneficio.

Al ingresar a las instalaciones, se percataron que todo el personal dedicado a la vacunación laboraba con pereza y “sin ganas”.

“Cuando entramos, todos estaban súper lentos, apachurraros, como que ni querían trabajar y ya cuando nos pasaron al área de sentarnos para la vacuna no había gente, nos hicieron llenar otra vez el formato, todavía ni lo terminábamos de llenar y te decían: ya pasa a tu vacuna”, expresaron.

Después de la aplicación, los servidores de la nación informaban que ya no era necesario permanecer diez minutos o más en la zona de observación, para detectar efectos secundarios.

“Nadie te decía las recomendaciones (contraindicaciones), nadie te decía nada y nada más nos tenían ahí, literal, como vacas, si no querías estar te podías ir sin ningún problema”, comentaron.

Cabe recodar que, a principios de septiembre pasado, una enfermera simuló haber administrado la dosis durante la jornada de vacunación a personas de 18 a 29 años en Boca del Rio.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez aseguró que sería sometida a juicio por corrupción al tratarse de una trabajadora de la Secretaría de Salud de Veracruz.

La mujer fue separada de la jornada de vacunación y aseguró que no lo hizo de manera intencional, pues estaba cansada y se distrajo en ese momento.


Comparte