Denuncia detención arbitraria, en Xalapa

Comparte

Juan David Castilla

Jorge Iván Rivera Santamaría protestó frente a Palacio de Gobierno, para denunciar que fue detenido de forma ilegal el pasado 21 de julio.

Se trata de un motorepartidor que fue interceptado por policías estatales en la colonia Campo de Tiro de esta ciudad de Xalapa.

El joven relató que fue víctima de abuso de autoridad por parte de seis elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quienes lo arrestaron bajo el argumento de que conducía una motocicleta con reporte de robo, así como de posesión de estupefacientes.

“Me dicen: vas a ir a Fiscalía por un vehículo robado y por drogas, cierta cantidad y todo. Yo andaba circulando sobre la avenida Campo de Tiro, estaba en un servicio, me detienen para revisión, al no tener placas de circulación me dicen que iba a ir al corralón la moto”, expresó.

El entrevistado detalló que cuenta con la factura de la motocicleta, misma que compró a crédito y es el “sustento” de su familia, al tratarse de su principal herramienta de trabajo.

“Fueron policías estatales, mediante el operativo Fénix. Me llevan a San José detenido, yo alegué que no podían hacer eso, no era la autoridad competente para infraccionarme ni meter al corralón la moto”.

Además, indicó que la Fiscalía General del Estado (FGE) no logró acreditar los delitos que se le imputaban y, por ello, fue liberado antes de que lo trasladaran al penal de Pacho Viejo, municipio de Coatepec.

Rivera Santamaría recordó que fue golpeado por los servidores públicos al interior del cuartel “Heriberto Jara Corona”, mejor conocido como “San José”, donde se ha reportado la muerte de tres personas durante esta administración por presuntos casos de abuso policial.

“En San José me dicen que me iban a poner a disposición de la Fiscalía por un vehículo robado y cierta cantidad de drogas, cuestioné por qué y en ese momento me golpean, me amenazan, me meten a la celda y obligan a firmar unos documentos donde decía eso, que yo iba en ese vehículo y que llevaba cierta cantidad de droga”.

El afectado mencionó que presentó la queja en el Departamento de Asuntos Internos de la SSP, debido a que su motocicleta no fue puesta a disposición de la Fiscalía General del Estado, sino que fue “prácticamente robada”.

Su vehículo aún no le ha sido entregado y se encuentra en el corralón de la concesionaria de grúas “GAXA”, donde ha tenido que pagar por el arrastre y por cada día que la motocicleta ha permanecido en el lugar.

El joven exige que le entreguen su motocicleta, que haya una reparación del daño y que sean castigados los elementos de seguridad que cometieron dicho abuso en su contra.

Cabe recordar que, el pasado 4 de junio, decenas de motociclistas repartidores hicieron una caravana en la ciudad de Xalapa, para exigir que cesen los abusos por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.


Comparte