Mesa de redacción

Comparte

Tuxpan, Orfis y alcaldes

Enrique Yasser Pompeyo

El Ayuntamiento de Tuxpan que preside el alcalde Juan Antonio Aguilar Mancha, tras el informe que presentó el Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz (ORFIS) de la Cuenta Pública 2020, presenta un probable daño patrimonial por 10 millones 558 mil 614.03 pesos.

De acuerdo con el documento del ente autónomo, en materia financiera presupuestal emitió 13 observaciones; en técnica a la obra pública 3 y con respecto a deuda pública, obligaciones y disciplina financiera 12.

De entrada, se detectó que el Ayuntamiento efectuó un traspaso de recursos a una cuenta de Bancomer por 1 millón 054 mil 115.19 pesos, pero los recursos no están aplicados en obras y/o acciones autorizadas, ya que no presentaron la documentación comprobatoria que así lo demuestre.

Hay un dato interesante. El Ayuntamiento erogó por concepto de difusión de actividades del mes de diciembre la cantidad de 58 mil pesos, sin embargo, no fue comprobada.

Existe un dato que llama la atención. Se efectuaron erogaciones de las cuales no presentaron evidencia de que hayan sido recibidas por los beneficiarios, así como su aprobación mediante acuerdo de cabildo, por lo que las erogaciones efectuadas no se encuentran debidamente justificadas.

Se trata de compensaciones. Al mes de marzo, 650 mil pesos; al mes de junio, 745 mil; al mes de julio, 785 mil; complemento de compensaciones correspondientes al 2020, 210 mil pesos.

Además, complemento de compensaciones enero-julio de 2020, 280 mil pesos; al mes de agosto, 985 mil; al mes de septiembre, 960 mil; al mes de octubre, 770 mil, lo que da un total de 5 millones 385 mil pesos.

Otro dato revelador. El Ayuntamiento efectuó erogaciones por segundo pago de auditoría técnica 2020 por 1 millón 050 mil pesos, sin embargo, las órdenes de pago se encuentran firmadas bajo protesta por la Síndica Única, Areli Bautista Pérez.

El tema del coronavirus también se incluye. El Ayuntamiento efectuó erogaciones por diversos conceptos para enfrentar la pandemia del covid-19, no obstante, no presentaron evidencia del diseño de un mecanismo de distribución y aplicación a los beneficiarios, por lo que los pagos no se encuentran debidamente justificados.

El monto asciende a 2 millones 321 mil 182.92 pesos, que incluye la compra de artículos alimenticios, cubrebocas y gel antibacterial.

A esto se suman saldos no ejercidos de ejercicios anteriores, además de que no se presentó la comprobación de su aplicación o inversión en el ejercicio 2020; lo peor es que no fueron reintegrados a la Tesorería de la Federación.

Los montos son los siguientes: 676 mil 886.22 pesos; 250 mil 532.43; 120 mil 227.18; 98 mil 451.47 y 5 mil 798.33 pesos.

Los Estados Financieros también reflejan saldos en la cuenta Derechos a recibir efectivo o equivalentes, sin presentar constancia de la recuperación y/o comprobación de las erogaciones.

Los montos son por 36 millones 642 mil 393.21 pesos y por 132 mil 834.75 pesos.

Pero no sólo eso, también existen saldos registrados de ejercicios anteriores, sin presentar constancia de la recuperación de las erogaciones y/o comprobación. La cantidad es por 380 mil 634.55 pesos.

El Ayuntamiento retuvo, pero no enteró ante la autoridad competente los siguientes saldos: pensión alimenticia: 26 mil 350.20 pesos; fondo de ahorro: 18 mil 817.37; otras retenciones y contribuciones por pagar a corto plazo: 35 mil 139.52 pesos.

En la cuenta contable IPE Cuota se muestra un saldo que no ha sido enterado por 148 mil 335.75 pesos.

La lista es amplia pues también hay observaciones en materia de obra pública por adjudicaciones, la falta de soporte documental y otros conceptos.

Ya se verá cómo procede la nueva administración que encabezará el todavía diputado local y alcalde electo, José Manuel Pozos Castro.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte