Piden cero impuestos para productos menstruales y de salud reproductiva

Comparte

Redacción

El Grupo Parlamentario del PRI luchará para que los productos menstruales, necesarios para la higiene y salud femenina, así como los que se refieren a la salud reproductiva tengan cero impuestos, de manera efectiva y permanente para todo el país, por considerar que son artículos indispensables para las mujeres, dada su naturaleza física.

Por medio de un comunicado, la bancada, coordinada por el diputado Rubén Moreira, expuso que gravar estos artículos es discriminatorio y retrógrado, afecta la economía familiar, ya que las mujeres tienen que consumir los artículos de protección femenina cada mes de manera obligada, además de que les es indispensable el uso de métodos anticonceptivos para tener una vida sexual responsable, prevenir embarazos no deseados y evitar enfermedades de transmisión sexual.

Con relación a los preservativos, anticonceptivos modernos, medicamentos y equipos para la planificación de la familia, las y los legisladores priistas advirtieron que es muy importante dar seguridad a hombres y mujeres, que tengan opciones accesibles que no afecten sus decisiones sobre la planificación familiar, por lo que reiteraron su compromiso para eliminar impuestos en temas relacionados con la salud y una mejor calidad de vida.

Indicaron que la planificación familiar es un asunto de derechos humanos, fundamental para el empoderamiento de las mujeres, la reducción de la pobreza y para alcanzar el desarrollo sostenible.

“Los productos menstruales, como las toallas sanitarias, los tampones y las copas menstruales, deben ser accesibles para las niñas y mujeres de grupos vulnerables, no encarecerlos con altos costos que pueden provocar problemas de salud ante la imposibilidad de costearlos”, subrayó la fracción parlamentaria del PRI.

El impuesto, advirtieron las y los parlamentarios, afecta en mayor medida a las ciudadanas de bajos ingresos, pues los hogares en esta situación destinan hasta 6 veces más para su adquisición en comparación con los de mayores ingresos.

“Adquirir productos para atender la menstruación, como toallas sanitarias, tampones, copas menstruales, analgésicos o ropa interior es costoso para las mujeres de bajos ingresos. Una mexicana que inicia su vida fértil a los 13 años y llega a la menopausia a los 50 habrá gastado alrededor de 26 mil pesos en toallas sanitarias, 30 mil pesos en tampones o 2 mil 800 pesos en copas menstruales”, refirieron las y los integrantes del GPPRI.

Tras referir que en la legislatura anterior el PRI presentó iniciativas en el tema, la bancada coordinada por Rubén Moreira se comprometió a seguir impulsando propuestas benéficas para las mujeres, que mejoren su economía, les den tiempo para prepararse, crecer, emprender, pero sobre todo que abonen a su salud, tanto por la calidad de la atención como por el acceso a los medicamentos y productos que necesitan para que ésta se prevenga y mantenga.

“El Revolucionario Institucional es un partido social demócrata, nos interesa el bienestar de la ciudadanía, su libertad; por eso, con el respaldo de la dirigencia nacional de Alejandro Moreno, seguiremos abonando a favor de la igualdad de género, de la no discriminación, de quitar impuestos cuestionables que merman al desarrollo de la mujer”, enfatizaron las y los integrantes de la bancada.


Comparte