Mesa de redacción

Comparte

Mario Chama, bajo la lupa del Orfis

Enrique Yasser Pompeyo

El probable daño patrimonial en el Ayuntamiento de Teocelo que encabeza el alcalde Mario Antonio Chama Díaz asciende a 1 millón 883 mil 453.88 pesos, correspondiente a la Cuenta Pública 2020.

Entre las observaciones detectadas se encuentra, por ejemplo, que el Ayuntamiento retuvo a sus empleados el Impuesto Sobre la Renta por un total de 1 millón 830 mil 953.88, pero no enteró a la autoridad competente.

Además, existe un saldo en la cuenta contable Impuesto Sobre la Renta, Retención Sueldos y Salarios, generados en ejercicios anteriores, por un importe de 3 millones 206 mil 819.84 pesos, que no ha sido enterado a la autoridad correspondiente.

Los Estados Financieros generados al cierre del ejercicio muestran saldos registrados por 2 millones 046 mil 059.72 pesos, generados en ejercicios anteriores, sin presentar constancia de la recuperación de las erogaciones y/o comprobación.

Derivado de la revisión efectuada durante el ejercicio 2020, se causó el Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal por 589 mil 290.38 pesos; por las erogaciones en efectivo o en especie por concepto de remuneraciones al trabajo personal pagadas; sin embargo, el Ayuntamiento no determinó ni provisionó contablemente dicho impuesto, además, no realizaron el pago correspondiente ante la autoridad competente.

El Ayuntamiento no ha remitido al Instituto de Pensiones del Estado (IPE) las nóminas de enero de 2019 a diciembre de 2020, el presupuesto de egresos ni la plantilla de personal del ejercicio de 2020.

Otro dato. Fueron pagados servicios profesionales por 52 mil 500 pesos por concepto de la elaboración de inventario de bienes muebles e inmuebles 2020 (primer semestre). Sin embargo, no exhibieron el contrato de prestación de servicios, por lo que se desconocen los alcances, periodo y obligaciones de las partes; asimismo, no presentaron evidencia de la justificación del gasto que dé certeza de la aplicación del recurso, en el que se compruebe las necesidades y los trabajos.

El Ayuntamiento efectuó arrendamientos de bienes y servicios que debieron hacerse mediante el procedimiento de licitación correspondiente, del cual no presentaron la documentación, por lo que no se tiene la certeza de que hayan obtenido las mejores condiciones en cuanto a precio, calidad y oportunidad.

Las cantidades y conceptos son: 625 mil 600 pesos por traslado al sitio de disposición de residuos sólidos urbanos no peligrosos, así como 515 mil 088.42 pesos por arrendamiento de equipo de transporte y maquinaria para construcción.

En 12 de 13 obras y/o servicios revisados, no se integró correctamente el soporte documental de la comprobación de gastos por los trabajos ejecutados, que limitaron la verificación, control y costo de los conceptos de la obra.

En total, el ORFIS emitió 13 observaciones en materia financiera presupuestal; 4 técnicas a la obra pública y 3 con relación a deuda pública, obligaciones y disciplina financiera.

Las observaciones hacen presumir la existencia de un daño patrimonial a la Hacienda Pública Municipal. Ya se verá cómo sale el Ayuntamiento en la revisión del ejercicio fiscal 2021 y cómo procederán las nuevas autoridades.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte