Al pie de la letra

Comparte

OPLE: la mancha de Cazarín

 

Raymundo Jiménez

Hace poco más de dos meses, a principios de agosto pasado, el consejero del Órgano Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz, Juan Manuel Vázquez Barajas, sorprendió a parte de la clase política veracruzana al revelar públicamente que es homosexual.

“Lo pensé muchos años, quizá era obvio, ahora que lo he dicho, soy #Gay, me siento liberado, me siento más tranquilo. Finalmente soy parte de una minoría, la comunidad #LBGTQ. Agradezco a mis amig@s y compañeros toda su enseñanza en todos estos años. Abrazo fraterno. #Veracruz”, escribió en su cuenta de Twitter @juanmanuel_vb este abogado sureño, con licenciatura y maestría en Derecho por la UNAM, estudios de posgrado en Alta Dirección Pública en el Instituto Universitario Ortega y Gasset, de España, y en Derecho Parlamentario y Estudios Legislativos en la Universidad Complutense de Madrid.

La mayoría de sus seguidores en esta red social festejaron la revelación, congratulándose y reconociendo la valentía de este consejero del OPLE, cuyo trabajo, a lo largo de las distintas responsabilidades ejercidas –entre ellas en el Instituto Nacional Indigenista (INI), ahora Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), y en el Instituto Federal Electoral (IFE), hoy INE–, se ha centrado en la generación de políticas públicas en favor de los grupos políticos subrepresentados, la transparencia de los resultados electorales, el uso efectivo de herramientas de comunicación con la ciudadanía y en encontrar mecanismos idóneos en nuestro sistema electoral para la transición al voto electrónico en México.

Ahora ha trascendido que Vázquez Barajas habría tomado la decisión de “salir del clóset” porque presuntamente fue amenazado de ser exhibida su homosexualidad en videos y fotografías porque desde ese entonces había fijado su postura de que en la integración de la nueva LXVI Legislatura del estado debía haber corrimiento en la lista de diputados electos por el principio de Representación Proporcional, a fin de garantizar que al menos 25 de las 50 curules fueran ocupadas por mujeres, lo que obviamente tambaleaba la curul plurinominal que pretende retener el actual líder de los diputados de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín, cuyo partido arrasó en las elecciones de junio pasado.

Esta versión parece confirmarla el reclamo que este sábado hizo en la sesión del Consejo General del OPLE el representante de Movimiento Ciudadano (MC), Froylán Ramírez, quien expuso que “en el mes de julio, los aquí presentes, fuimos testigos de dos hechos: uno, de filtración del proyecto de asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional, que terminó en medios de comunicación, y otro, la publicación hecha por un consejero, compañero de ustedes, integrante de este pleno, que publicó a través de las redes sociales, la integración del Congreso local, y la asignación de género, misma que ustedes también tenían conocimiento y no hicieron objeción o posicionamiento alguno, ni personal ni institucional, ya que utilizó los logos oficiales de este organismo”.

Ramírez refirió que el viernes pasado se dio “una segunda filtración, que la única diferencia entre uno y otro es de once hojas, porque el sentido es el mismo, donde agregan argumentos, pero mantienen los mismos resolutivos, que van en sentido distinto al primer proyecto filtrado en el mes de julio y la posición que el Consejo nunca desmintió de su propio consejero”.

El representante de MC reclamó que legalmente le correspondían tres y no dos diputaciones plurinominales, acusando que el OPLE  soslayó “la aplicación imparcial de la fórmula de asignación de diputados” de representación proporcional e incumplió “con el artículo 151 numeral 2 del Reglamento para las candidaturas a cargo de elección popular para el estado y demás relativos”, lo cual, afirmó, agravia “a varios partidos y privilegiando a uno, si no es que a dos”.

Por este ajuste no alcanzó curul el ex alcalde boqueño Adrián Ávila, quien era perfilado por la dirigencia estatal como futuro coordinador de la bancada naranja.

 

SSTEEV EN BUENAS MANOS

Aunque se mueve de bajo perfil y no le gusta el reflector, porque dice en corto que su único compromiso es atender a los derechohabientes del magisterio veracruzano, Francisco Enrique Pérez Carreón, Director Institucional del Seguro Social de los Trabajadores de la Educación del Estado de Veracruz (SSTEEV), ha sabido dar buenos resultados en esta institución única en su género, ya que a pesar de ser un ente oficial no recibe recursos gubernamentales sino que opera con las cuotas de los mismos trabajadores.

El respaldo y reconocimiento al trabajo que realiza este servidor público se ha venido dando de parte de sus mismos compañeros, quienes han comentado que ya era justo que al frente del SSTEEV estuviera un líder que trabajara por el derecho de los trabajadores.

Los agremiados han encontrado en esta instancia apoyo y respaldo para sus préstamos, pagos de seguro y vivienda, entre otros apoyos.

“Ya era hora de que estuviera aquí una persona honrada y comprometida con el magisterio como Francisco Enrique Pérez Carreón”, expresó un trabajador, quien sin querer queriendo se apropió de aquel dicho que indica que los aplausos son a favor de una persona y en contra de otros, de los malos administradores que ha tenido esta dependencia sui generis del estado de Veracruz.


Comparte