Salud mental, un tema primordial para la UV: Sánchez Mejorada

Comparte

Claudia Peralta / Comunicación UV

Jorge Sánchez Mejorada Fernández, coordinador del Centro para el Desarrollo Humano e Integral de los Universitarios (Cendhiu) de la Universidad Veracruzana, reiteró el compromiso de esta casa de estudios con la atención mental y psicológica de sus estudiantes. 

En el inicio del Webinar “Perspectivas en salud mental”, realizado el jueves 14 de octubre, el especialista en psiquiatría y adicciones subrayó que esta acción es fundamental para el rector Martín Aguilar Sánchez, quien en su programa de trabajo lo destaca como una necesidad prioritaria. 

Por lo anterior, este foro se enmarcó en el Día Mundial de la Salud Mental, instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) bajo el lema “Atención de salud mental para todos, hagámosla realidad”. 

En su mensaje, dirigido a los asistentes a través de la página de Facebook del Cendhiu, lamentó que en la actualidad la salud mental sea un tema rezagado, el cual es muy necesario retomar durante este periodo de pandemia. 

Este año se establecen cuatro poblaciones con especial atención por parte de universidades, bachilleratos y personal de salud. En primer lugar están los médicos, enfermeras y especialistas que laboran en los nosocomios, seguidos de las personas que viven solas, después se considera a quienes presentan padecimientos previos desde el punto de vista psicológico y psiquiátrico, y por último a los estudiantes que se han enfrentado a este confinamiento con la pérdida de familiares allegados a ellos, en varios casos. 

Con relación al tema de la prevención en el consumo de drogas, dijo que una crianza positiva, cercana y con límites es un factor protector para evitar un contacto cercano con los estupefacientes. 

Agregó que todas las experiencias implicadas a lo largo de la vida, niñez, adolescencia y juventud, pueden retomarse para sanar algunos aspectos y fortalecer otros, y aprender a vivir más saludablemente. 

Otro factor protector también es el sentido de pertenencia a una familia, se trata de una necesidad profunda que también requiere atenderse, así como el desarrollo de habilidades académicas y la percepción del riesgo. 

En su intervención, Emma Ramos Gómez, con estudios en terapias de niños y adolescentes, quien desde hace más de 20 años atiende a los universitarios en la modalidad de asesoría psicológica, resaltó que todos los programas del Cendhiu, están apuntalados hacia el reforzamiento de la salud mental. 

Uno de ellos es el de Construyendo autonomía, el cual se brinda a los jóvenes con la finalidad de que ejerzan su sexualidad de forma responsable, y prevengan enfermedades de transmisión sexual, como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). 

Asimismo, el de autocuidado le proporciona herramientas mínimas necesarias para una vida más tranquila y segura.

Este centro además promueve estrategias de desarrollo humano, autoestima, prevención de violencia en el noviazgo, atención para la salud integral, donde se incluyen talleres, diplomados, y con formación general de interés en salud mental. 

Por su parte, Pilar Landa Silva, colaboradora de la Fundación Casa Nueva IAP, indicó que desde la perspectiva del trabajo con familias para el mejoramiento de la salud mental de sus integrantes, la teoría ha demostrado que hay factores de riesgo y protección para prevenir el consumo de sustancias, y el daño en las personas, como suicidio y violencia. 

“Se habla de aspectos importantes, como el vínculo de los padres e hijos, cercanía, comunicación para la resolución de problemas, expresión de afectos, valores”. 

Es decir, participación e involucramiento de los padres en los asuntos de sus hijos con ciertos límites y disciplina, fomentar la responsabilidad, el compromiso, pues hablar de drogas ayuda en la prevención. 

Lo ideal sería, recalcó, que antes de procrear hijos las personas trabajaran en su persona, historia de vida y asuntos no resueltos para ser padres cercanos, amorosos, presentes, y enseñar con el ejemplo, cosa que no es así. 

“En la familia se presentaron situaciones que contribuyeron a que esto fuera así, es un factor que abona al problema de las adicciones”. 

En tanto, Rodrigo Morales García, del Instituto Veracruzano de Salud Mental “Dr. Rafael Velasco Fernández”, y profesor titular de la especialidad de Psiquiatría de la UV, región Xalapa, comentó dentro del foro moderado por María José Muñoz Lascurain, que la salud mental es uno de los problemas presentes no atendidos. 

“Muchos llaman a este fenómeno ocurrido durante la pandemia como una sindemia, pues se juntaron varios padecimientos y problemas complejos, aunado a la limitación de servicios en el país y a las morbilidades médicas asociadas a problemas de salud mental y otras”. 

Compartió con los asistentes que el Instituto Veracruzano de Salud Mental es un hospital de tercer nivel donde se realiza prevención terciaria, o daños provocados ya por un ente o condición. 

Ahí cuentan con servicios de Neurología, Psicología, Psicoterapia, métodos de diagnóstico como pruebas psicológicas, atención de psiquiatría y servicios de consulta externa y hospitalización para personas adultas.


Comparte