Protestas masivas para defender ríos, lagunas y montañas en Veracruz

Comparte

Juan David Castilla

Agrupaciones de activistas consideraron que continúan siendo constantes los ataques en contra del territorio, sobre todo por “proyectos de muerte” que atentan contra el entorno ecológico.

Los grupos de resistencia civil se oponen a proyectos de fracking -extracción hidráulica de hidrocarburos-, minería tóxica, hidroeléctricas, gasoductos, corredores interoceánicos, tren maya, energía nuclear, monocultivos y uso excesivo de agrotóxicos, deforestación, agronegocios, privatización del agua y grandes parques industriales ligados a la expansión económica de nuevos corredores.

También han emprendido una lucha en defensa de las víctimas de la violencia, en la búsqueda de familiares desaparecidos, en la lucha por la erradicación de la violencia de género, en la defensa de los derechos humanos en general.

Están a favor de la defensa de los pueblos que rechazan las altas tarifas de la energía eléctrica y que impulsan las radios comunitarias, la defensa del espacio público, de las áreas verdes, de los ríos, bosques, selvas, humedales y lagunas costeras.

Consideraron que la pandemia y los protocolos para intentar superar el SARS-COV-2 (COVID-19) impusieron medidas que inhiben la movilidad de la sociedad y de las comunidades, pues las actividades se redujeron con la sana distancia, la suspensión de las clases presenciales, las fiestas, las labores no esenciales.

De esta manera en Veracruz, como en otras partes, han disminuido las movilizaciones, las reuniones masivas y otras acciones como bloqueos y mítines para exigir atender problemas.

“Reconocemos este escenario adverso y que esta crisis no es sólo del sistema capitalista, sino que es la crisis de toda una concepción del mundo y de la vida, una mentalidad basada en el ansia por la acumulación, la sobreestimación de la tecnología, la depredación de la naturaleza y la explotación de las personas sin respeto a sus derechos laborales y derecho a la emancipación”, expresaron.

La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida), La Cigarra, La Unión Veracruzana de Pueblos Libres de Minería Tóxica, La Alianza de Usuarios en Defensa del Río Bobos-Nautla y otras organizaciones planean llevar a cabo una protesta y concentración el próximo 20 de noviembre en el municipio de Tlapacoyan.


Comparte