Hora cero

Comparte

Del “no lo conozco” al si lo vi, no me acuerdo

Luis Alberto Romero

Probablemente fue un reflejo involuntario, un descuido verbal, lo cierto es que el gobernador Cuitláhuac García dio la nota este lunes 25 de octubre, cuando aseguró no conocer al diputado federal Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Mesa Directiva en la Cámara Baja.

Más tardó el ejecutivo veracruzano en soltar su “no lo conozco”, que las redes sociales en refrescar su memoria; de inmediato surgieron fotografías y hasta memes en los que aparecen ambos políticos de Morena.

La respuesta completa del gobernador a la pregunta de un reportero local sobre Gutiérrez Luna fue “no lo conozco, la verdad… no es diputado de Veracruz; él es diputado del Estado de México… ganó la diputación por el Estado de México y se reeligió como diputado del Estado de México; por eso no tengo relación con él; no tengo conocimiento de él; pues sí, sí sé que es el presidente del consejo (sic)… si me dicen su nombre… sí sé quién es, pues; su figura la conozco; ¿cómo no lo voy a conocer?, pero no lo conozco; no sé quién es, qué hizo, dónde estuvo”.

Posteriormente, al referirse a la lucha contra “los gobiernos corruptos”, el mandatario veracruzano expuso “yo nunca vi a un Sergio Gutiérrez Luna aquí”.

Al responder la pregunta de la prensa local, García Jiménez resumió “soy respetuoso de todos, la verdad, pero no lo conozco, ¿qué puedo opinar?… no sé de sus antecedentes; sé que vino del PAN…  que él estuvo en el PRI luego, que finalmente estuvo en Texcoco”, donde se vinculó a Morena”.

La respuesta del aludido no podía ser de otra manera: evadió la confrontación con Cuitláhuac García y convocó a la unidad de la 4T.

Al margen de la declaración del ejecutivo veracruzano  y de su opinión del trabajo y la trayectoria del diputado federal, resulta incuestionable que Gutiérrez Luna ha generado mucho ruido mediático; a mediados del presente mes, por ejemplo, su presencia en Coatepec  despertó tanto interés, que la capacidad del restaurante donde le recibió un grupo de simpatizantes se vio rebasada.

El día 23, Gutiérrez Luna fue invitado a un multitudinario evento en el sur de Veracruz, con unos 2 mil 500 maestros de la Sección 32 del SNTE. Ahí estuvieron ex dirigentes del magisterio en la entidad y ex legisladores vinculados al sector.

Un día después, el minatitleco se reunió con el dirigente de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar de la Confederación Nacional Campesina, CNC, Javier Sánchez Chávez, quien no escatimó elogios a la hora de referirse al presidente de la Mesa Directiva en la Cámara Baja.

Esas dos reuniones, por su importancia política, evidentemente provocaron la molestia al interior del grupo que mantiene el control en el Gobierno del Estado, dado que el SNTE es el sindicato con más afiliados del país y al interior de este, el llamado “equipo político” fundado por Juan Nicolás Callejas Arroyo ha mantenido por décadas la hegemonía; por otra parte, no hay que olvidar que al menos 50 mil familias veracruzanas dependen directamente del cultivo de la caña.

La irrupción de Sergio Gutiérrez Luna en el ambiente político veracruzano generó ruido, porque desde hace tres años, nadie en la entidad, dentro o fuera de Morena, ha tenido tanta actividad en tan poco tiempo.

Al diputado de Minatitlán le ha bastado un mes para posicionarse en términos de opinión pública; es algo que debería poner a pensar a varios integrantes del gabinete estatal, quienes luego de tres años en el poder han pasado de noche, inadvertidos.

En política no hay espacios vacíos; Sergio Gutiérrez llegó a Veracruz para ocupar una posición que en tres años los funcionarios locales de la 4T y los dirigentes del partido no han podido llenar. @luisromero85


Comparte