USBI instaló impresora braille para estudiantes y usuarios en general

Comparte

Redacción Hora Cero

La Dirección General de Bibliotecas (DGB) de la Universidad Veracruzana (UV) puso a disposición de estudiantes y público en general con discapacidad visual una impresora braille, el miércoles 27 de octubre en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI). 

El dispositivo electrónico permite imprimir textos e imágenes simples al emplear puntos percutidos en papel y fue probado por Mireya Hernández Hernández, estudiante de séptimo semestre de la Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas. 

Ana María Salazar Vázquez, titular de la DGB, comentó que a través de este aparato, cuyo uso será gratuito, se podrán imprimir manuales o fragmentos de libros que los estudiantes necesitan para su formación académica.  

Adelantó que se tiene planeado dotar de una impresora braille a las USBI de las otras regiones universitarias y la próxima estará ubicada en la región Veracruz.

Con estas iniciativas se busca dejar en claro a todos los sectores, tanto de la comunidad universitaria como de la sociedad en general, que cuentan con la USBI para fortalecer su formación académica y profesional. 

Para Jorge Sánchez-Mejorada Fernández, coordinador del Centro para el Desarrollo Humano e Integral de los Universitarios (Cendhiu), la instalación de esta impresora representa un avance muy importante, acorde con el espíritu incluyente de la UV.  

El funcionario comentó que fue muy importante presenciar su uso por parte de una estudiante, quien dio consejos sobre las mejoras que se le pueden implementar.

Declaró que tiene un gran valor que la DGB tome en cuenta a las personas con discapacidad visual, ya que es fundamental que tengan acceso al acervo bibliográfico de la UV para su correcto desarrollo.  

Mireya Hernández agregó que la impresora braille es una herramienta accesible que permitirá a los estudiantes y personas con discapacidad visual acceder a una gran variedad de libros y textos.  

La joven compartió que el hecho de que la UV se preocupe por todos los integrantes de su comunidad, en este caso particular por quienes viven con discapacidad visual, es algo que agradecerán y aprovecharán.  

A Mireya, quien está próxima a egresar de su carrera universitaria, le alegra saber que las generaciones venideras podrán hacer uso de esta impresora.  


Comparte