Pide Iglesia orar por muertos del Covid19 y de la violencia

Comparte

Redacción Hora Cero

En el día de muertos, la Arquidiócesis de Xalapa recuerda a todos los difuntos, de manera especial a todas las víctimas de la violencia y del COVID-19, «que en nuestro país lamentablemente han sido numerosos».

«Sea por que la violencia sigue siendo un problema incontrolado o porque por una mala estrategia de salud muchas personas han fallecido. La muerte ha traído luto y dolor en los hogares, ha sembrado desconfianza en las personas y en las instituciones», expresó el vocero, el padre José Manuel Suazo Reyes.

Junto con toda la Iglesia -prosiguió-, el día de los difuntos pedimos para que Dios tenga
misericordia de ellos y los lleve a gozar del cielo; estas oraciones nos recuerdan además que somos mortales y que estamos de paso por este mundo y que un día también nosotros hemos de morir y por lo tanto necesitaremos que otros oren por nosotros para que también alcancemos la misericordia y contemplemos con gozo el rostro de Dios.

«Por todo esto junto con toda la Iglesia decimos esta jaculatoria: Que las almas
de nuestros fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz”, agregó.

Asimismo, en su comunicado dominical externó que el 1 de noviembre celebran en la liturgia Católica a todos los santos Ese día invocan no solo a los santos canonizados que aparecen en la lista del calendario litúrgico, sino también a todos aquellos que no se
conocen o que no se mencionan, pero que también han alcanzado la
santidad.

«Seguramente será un grupo numeroso. La santidad se construye todos los días haciendo la voluntad de Dios en el ejercicio de nuestras responsabilidades. Muchas personas, en el silencio de su hogar, en sus tareas cotidianas, en su oficina, desde su empresa, entre sus
familiares y amigos, son testimonios vivientes de los valores del evangelio», explicó.

Y comentó que el día 2 de noviembre recuerdan a todos los difuntos. La comunidad cristiana lo llama Día de muertos y lo vive de muchas maneras.

«Ese día en la Iglesia hacemos oración por nuestros hermanos difuntos porque
delante de Dios, ellos están vivos. A eso se debe que el lugar donde ordinariamente reposan los restos de los que ya murieron, se le llama “cementerio” (esta palabra de origen griego significa dormitorio). La oración que hacemos por los difuntos, es para suplicar la misericordia divina por ellos; para que Dios perdone todas sus culpas y los pecados que en vida no hayan podido reconciliar como lo recomienda también la Palabra de Dios», detalló.


Comparte