Hora cero

Comparte

Hora cero

 

Desaparecidos, el gran pendiente de la Fiscalía veracruzana

 

Luis Alberto Romero

Este domingo, familiares de personas desaparecidas colocaron un altar de muertos en la Plaza Lerdo, frente a Palacio de Gobierno, en Xalapa; de esa manera recordaron a quienes han sido encontrados en las fosas clandestinas de Veracruz y continúan sin identificación.

De igual manera, los integrantes del colectivo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas  Veracruz colocaron fotografías de personas extraviadas, como parte de una protesta que tuvo como finalidad exigir a las autoridades responsables de la procuración de justicia en la entidad, a efecto de que agilicen los trabajos de identificación de restos.

En ese marco, María Elena Gutiérrez, integrante del colectivo, quien busca a su sobrino desaparecido en 2013, se refirió a los restos hallados en las fosas clandestinas identificadas en Veracruz y dijo que son pocos los cuerpos que se han  identificado y entregado a las familias; “para eso es este altar, para recordar que muchas y muchos no han sido identificados.

Dos días antes, el viernes 29 de octubre, colectivos de búsqueda llevaron a efecto el evento denominado “Proyección y Recuperación de Memoria de Personas Desaparecidas en el Estado de Veracruz”, en que expusieron fotografías, dibujos y documentales con entrevistas realizadas a quienes enfrentan el drama de tener a un familiar desaparecido.

En dicha exposición hubo señalamientos sobre un aumento en  los casos de desapariciones.

Es un problema que si bien no inició con la presente administración estatal, sino que tiene al menos diez años en la entidad, a este gobierno y en particular a la Fiscalía General del Estado le corresponde dar respuesta a la demanda de justicia que plantean los colectivos y los familiares de los desaparecidos.

En reiteradas ocasiones, quienes se organizan en esos colectivos de búsqueda han planteado la necesidad de que la Fiscalía acelere la identificación de restos, porque simplemente resulta inadmisible que pasen los años y los gobiernos y el tema siga como uno de los grandes pendientes en la procuración de justicia de Veracruz.

Lamentablemente, el tema de las fosas clandestinas y de las personas desaparecidas en Veracruz sigue tan vigente como la búsqueda desesperada que realizan los colectivos, cuyos integrantes, con recursos propios, realizan un trabajo que debería corresponder a las autoridades.

En mayo de 2020, el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, lanzó cifras que ubicaban a Veracruz como el estado con el mayor número de fosas; habló de 76 y dijo que hasta esa fecha se habían encontrado 337 cuerpos sin identificar.

El problema es que los hallazgos de cuerpos en fosas clandestinas de Veracruz parecen una historia sin fin, porque durante mucho tiempo no hubo mes en que no se registrara nueva información sobre ese tema.

Por otro lado, no hay una cifra confiable sobre el número de personas desaparecidas; sólo se conoce el trabajo y el esfuerzo de los integrantes de diferentes colectivos, como Solecito, cuyos integrantes realizan una búsqueda incansable con recursos limitados, ante lo que parece un drama desatendido por la autoridad.

El de los desaparecidos es un drama que al parecer la Fiscalía estatal sigue sin atender, a juzgar por el número de cuerpos que permanecen sin identificar en Veracruz. Por ello resulta comprensible la exigencia de justicia de quienes se han manifestado de forma reciente. @luisromero85


Comparte