La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

Sergio Gutiérrez Luna: todo lo que sube, termina por caer a la misma velocidad

 

Yamiri Rodríguez Madrid

 

En agosto, prácticamente nadie, en el círculo rojo, traía en el radar al minatitleco Sergio Gutiérrez Luna. Era un desconocido.  Hoy, ya sale hasta con Adela Micha.  Con una carrera política meteórica, al Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, le roba el sueño su anhelo de ser Gobernador de Veracruz, creyendo que por ser de Morena ya tiene el paso asegurado, pero ha ignorado todas las formas políticas.

Sin preguntar en las cúpulas de su partido, dio por iniciada la carrera por la gubernatura veracruzana, lo que no le cayó nada bien al que despacha en Palacio: ni al que está sobre la avenida Enríquez de Xalapa, ni al que lo hace desde la capital del país. Las declaraciones que hicieron diciendo que no lo conocían fueron la muestra clara del enojo que provocaron sus prisas.

Peor aun es que, pese al descolón, no quita el dedo del renglón, olvidándose del que pone quita.   Simular que un compañero de bancada lo llama Gobernador, es de novatos. Pero, aunque Sergio Gutiérrez intenta hacer mucho ruido y tener una presencia constante en Veracruz, deja de lado también que aquí no tiene grupo, ni tribu, ni nadie que lo defienda.

Por un lado, están los que apoyan a la secretaria de Energía, a la zacatecana Rocío Nahle García. Diversas encuestas señalan que, si hoy fueran las elecciones, la senadora con licencia ganaría la gubernatura veracruzana, aunque lo cierto es que del plato a la boca se cae la sopa y aún faltan muchos muchos meses, por lo que nada está dicho.

Hay otros más que ven en el presidente municipal electo de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuill, a un gallo fuerte para el 2024 y, por supuesto, en el gabinete estatal hay también quienes quieren y pueden ser el abanderado de Morena a la gubernatura y que tienen rato formados en la fila, esperando disciplinados su turno. ¿Entonces quiénes son los gutierristas en Veracruz?

Empezar tan temprano la carrera por gobernar Veracruz no solo demuestra la necesidad desesperada de incrementar en conocimiento, sino que le acarreará problemas de financiamiento y un desgaste innecesario al ponerse él solo en el reflector.

Lo que sí hay que revisarle con lupa es su productividad legislativa, pues aunque presida la Cámara no lo exenta de presentar iniciativas y, hasta ahora, no lleva una sola.  Mucho reflector y poco, muy poco trabajo de Sergio Gutiérrez Luna. Primero que cumpla en lo que está y ya después veremos.

@YamiriRodriguez


Comparte