Egresado de Jazzuv ganó concurso de saxofón

Comparte

Redacción Hora Cero

Alan Villanueva, recién egresado del Centro de Estudios de Jazz de la Universidad Veracruzana (Jazzuv), opinó que es importante, como jazzistas latinoamericanos, involucrarse con el cancionero popular de esta región. 

El joven oriundo de Oaxaca fue entrevistado a propósito de que ganó el primer lugar en la categoría “Melissa Aldana” del Primer Concurso Latinoamericano de Saxofón, en el marco de la 2da. Fiesta Latinoamericana del Saxofón SER, que tuvo lugar del 1 al 6 de noviembre. 

No es la primera vez que Villanueva destaca en un concurso. En su trayectoria suma varios reconocimientos, como el del X Concurso Panamericano de Saxofón Jazz, desarrollado en el marco del XVII Encuentro Universitario Internacional de Saxofón México, con sede en la Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México, o el Nacional de Jazz, Saxofón 2020, en el marco del Tercer Festival de Clarinete y Saxofón Veerkamp. 

En el Primer Concurso Latinoamericano de Saxofón participó con el bolero Flor de azalea, cuyo acompañamiento estuvo a cargo de los músicos: Jacobo de Santiago (batería), Miguel Cruz (percusión), Aldo Rivera (piano) y Charly Rodríguez (contrabajo). 

El entrevistado destacó que la dinámica de esa categoría del concurso era interpretar la llamada música de raíz, por ello eligió una pieza por la que, además, tiene un gusto muy especial y es parte del cancionero latinoamericano. 

“Bien pude haber escogido cualquier estándar de jazz y tocarlo con algún ritmo latino o algún estándar del latin jazz, pero preferí este bolero, por la conexión.” 

Además, compartió que como mexicano, y en general como latinoamericano, al estudiar jazz el repertorio obligado es el cancionero estadounidense, cuando hay piezas “bellísimas” de esta región; por si fuera poco, se trata de un acervo con el que se tiene contacto y familiaridad desde la infancia. 

“Siento que es muy importante abordar este repertorio también. Estudiamos el de jazz, que es el obligado para enriquecernos de este lenguaje, pero también es muy importante que hagamos esta reconexión. Lo contrario sería negar una parte de nosotros.” 

En su experiencia, al repertorio latinoamericano hay que acercársele con cuidado y respeto, como se estudia el lenguaje del jazz. No se trata de decir “tengo mis escalas, estoy tocando tales piezas, entonces puedo, de una manera muy superficial, tomar cualquier bolero, danzón o una chilena, las fusiono con jazz, le sustituyo acordes, la hago más ‘sofisticada’. Eso termina siendo algo que se sale de la línea estilística, a mi parecer, falto de respeto”. 

Para él, se trata de estudiar la música tradicional latinoamericana con la misma dedicación y respeto que le imprimen al jazz. 


Comparte