Al pie de la letra

Comparte

SSP: ¿habrá Santa Claus?

 

Raymundo Jiménez

Este sábado 4 fue un día que las bandas criminales tiñeron de sangre el centro y sur de Veracruz.

En la madrugada, cuatros cuerpos desmembrados –de tres varones y de una mujer– fueron arrojados a un costado de la carretera Paraje Nuevo-Potrero Nuevo, en el municipio de Atoyac, en la región de Córdoba. Junto a los cuerpos fueron hallados mensajes de amenazas de un grupo criminal contra autoridades policiacas que supuestamente protegen a otra banda rival.

Horas antes, en esa misma región central de la entidad, fue ejecutada Bibiana Rosas, de 25 años de edad, con domicilio en San Joaquín, municipio de Yanga. Su cadáver su abandonado sobre la carretera que une a esa localidad con la cabecera municipal.

En Minatitlán, en dos hechos distintos, fueron baleados otras dos personas de sexo masculino. Un joven de 28 años de edad, identificado como Ángel “N”, que iba caminando sobre la calle Cardel, de la colonia Hidalgo, fue acribillado por dos sujetos a bordo de una motocicleta, quienes le dispararon en varias ocasiones hasta que confirmaron que estaba muerto.

El otro atentado, casi simultáneo, ocurrió en la calle Emiliano Zapata, casi esquina con bulevar Instituto de Minatitlán, a la altura de una conocida tienda de conveniencia, donde fue ejecutado un comerciante de la Central de Abasto que tripulaba su camioneta Dodge Ram de redilas color azul. Igualmente, sujetos desconocidos le dispararon hasta causarle la muerte.

En Sayula de Alemán, también en el sur del estado, fueron hallados dos cadáveres semidesnudos y con huellas de tortura sobre el camino Aguilera-El Juile, cerca de la localidad La Esperanza. Junto a los cuerpos se encontró un mensaje escrito en cartulinas dirigido a la delincuencia organizada.

Sin embargo, ese día, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Hugo Gutiérrez Maldonado, parecía estar más preocupado por el encuentro futbolístico entre Tigres, de Nuevo León, su entidad natal, y el León, de Guanajuato, que por la noche definirían quién de los dos pasaría a la fase final del torneo de invierno de la Liga MX.

Y es que el jefe policiaco publicó en Twitter un par de fotografías posando con la playera del goleador francés del equipo regiomontano.

“Como Tigre de corazón, desde Veracruz le mando toda la buena vibra a mí (sic) amigo André-Pierre Gignac, @10APG. Hoy sellamos el paso a la final con sus goles. Vamos @TigresOficial, ¡Seremos campeones otra vez!”, afirmó el secretario de Seguridad Pública, cuyo pronóstico falló ya que su equipo favorito cayó 1-2 ante el cuadro esmeralda de Guanajuato, el cual estaba por conocer la noche de este domingo quién sería su rival: el Atlas, de Guadalajara, o los Pumas de la UNAM.

Ese mismo sábado, el líder del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, quien es un fanático del club América, de Televisa, le hizo la siguiente apuesta a Gutiérrez Maldonado a través de un video que el coordinador del grupo legislativo de Morena difundió en Facebook:

“Holas amigas y amigos de las redes sociales. Este mensaje se lo voy a mandar al secretario de Seguridad, Hugo Gutiérrez. Por ahí anda presumiendo su camiseta de Gignag y dice que el América no pasó. Es cierto, el América no pasó, pero todavía me debe una apuesta de 50 pares de zapatos para niños de escasos recursos. Pero qué te parece secretario y amigo Hugo Gutiérrez si duplicamos la apuesta. Ya son 50, si te gano me entregas cien pares de zapatos para niños de escasos recursos. Pero con la condición de que tú y yo los vayamos a entregar a lugares de zonas marginadas, pero aparte vestidos de Santa Claus los dos. ¿Le entras o no le entras? Nada más avísame, nada más avísame y confirma, porque ya me debes 50. Sale. ¡Arriba el América! aunque no esté en la liguilla. Buen fin de semana para todos. ¡Puro 4T!.”

¿Y la seguridad de los veracruzanos?

 

LOS ALIADOS GENERACIONALES

Este 5 de diciembre cumplió 69 años de edad el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Nos preguntan si habrá sido mera casualidad que su primo hermano, el priista Héctor Yunes Landa, contra el cual contendió Yunes Linares en la sucesión estatal de 2016, haya invitado como orador principal de la comida anual de su asociación política Alianza Generacional al ex procurador general de la República Ignacio Morales Lechuga, acérrimo enemigo político del ex mandatario veracruzano del PAN.

Seguramente fue mera coincidencia, aunque al final de su discurso el ex embajador de México en Francia y ex subsecretario y ex secretario de Gobierno del estado solamente haya mencionado entre los “veracruzanos muy valiosos”, de los que pudo “aprenderles no sólo el amor por nuestra tierra, sino su experiencia y sabiduría política”, a Yunes Landa, obviamente; al ex senador y actual diputado federal José Yunes Zorrilla; al ex procurador y ex rector de la UV, Fernando García Barna; al ex procurador, ex diputado y ex alcalde de Xalapa, Ignacio González Rebolledo; a los ex diputados tuxpeños ya desaparecidos Demetrio Ruiz Malerva y Pericles Namorado Urrutia, también ex procurador de Justicia del estado; a su compadre y fundador del Diario de Xalapa, Rubén Pabello Acosta; al también extinto Ángel Leodegario Gutiérrez Castellanos, fundador del diario Política; al ex secretario de Gobierno, Francisco Berlín Valenzuela; al ex subsecretario de Gobierno, Manuel Carbonell de la Hoz; a los ex alcaldes porteños Gerardo Poo Ulibarri y Adalberto Tejeda Patraca, entre otros más. De los ex gobernadores sólo tuvo elogios para su ex jefe Agustín Acosta Lagunes, evidentemente, y también para Rafael Hernández Ochoa, Fernando Gutiérrez Barrios y Dante Delgado.

No incluyó en su discurso a Patricio Chirinos, cuya ex esposa Sonia Sánchez estaba presente en la comida. ¿Sería acaso porque en su sexenio el entonces mandatario salinista solapó el acoso policiaco del que fue víctima por parte de Miguel Ángel Yunes, a la sazón secretario de Gobierno y fuerte aspirante a la candidatura del PRI a la gubernatura? Tampoco mencionó a otro Miguel, a Alemán Velasco, quien de última hora, tras la debacle  del PRI en las elecciones municipales de 1997, desplazó a Yunes Linares y fue postulado por el partido tricolor, atribuyéndosele en la sucesión gubernamental de 1998 haberle boicoteado a Morales Lechuga la nominación del PRD dada la amistad que desde la infancia mantiene el hijo del ex presidente Miguel Alemán Valdés con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, fundador del partido del sol azteca y malqueriente del abogado pozarricense por un supuesto incidente con un hijo del descendiente del general Lázaro Cárdenas del Río cuando Nacho Morales se desempeñaba como procurador de Justicia de la Ciudad de México al inicio de la regencia capitalina de Manuel Camacho Solís.

Y es que según las encuestas de hace 24 años, Morales Lechuga encabezaba las preferencias electorales como potencial candidato de la alianza PRD-PVEM-PT, pero al retirarle su apoyo el partido neocardenista, que en esa época era la principal fuerza opositora en Veracruz, el ex titular de la PGR y ex embajador de México en Francia se desplomó. Finalmente decidió contender sólo por el Partido del Trabajo y el Verde, terminando en cuarto lugar de la votación, superado por Alemán Velasco, del PRI; el escritor Luis Pazos de la Torre, del PAN, y el perredista Arturo Herviz Reyes.

En la sucesión estatal de 2016 el pozarricense reapareció en la campaña de Héctor Yunes, pero el priista fue derrotado por Yunes Linares, de la alianza PAN-PRD.

¿Ya tendrá candidato Nacho Morales para 2024?


Comparte