Hora cero

Comparte

El cambio en Xalapa

 

Luis Alberto Romero

Uno de los alcaldes veracruzanos que inicia su gestión generando altas expectativas es el de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil.

El edil, quien repite en el cargo luego de haber sido diputado local y federal, así como senador, ha dado un ejemplo de cómo conectar con la gente: desde los primeros minutos del sábado 1 de enero, a pesar de ser día inhábil, el gobierno local de Xalapa inició con las labores de limpieza; y el domingo 2, el alcalde dispuso que los vehículos con que contaba la presidencia municipal durante el periodo de Hipólito Rodríguez fueran canalizados a la seguridad pública; es decir, se convertirán en patrullas. Buen golpe mediático el de Ahued.

También el domingo, la autoridad xalapeña anunció que por una política de austeridad no habrá vehículos ni pago de celulares a funcionarios.

Este lunes, el alcalde arrancó la construcción de obras con la pavimentación de la calle Plutarco Elías Calles en la colonia Revolución, una de las más pobladas de la capital veracruzana. Se trata, dijo, “de una obra tripartita en donde participan los vecinos, el Gobierno del Estado con maquinaria y la iniciativa privada”.

Esta obra significa mil 400 metros cuadrados de concreto hidráulico, con una longitud de 233 metros.

Mientras en los ocho módulos habilitados por el Ayuntamiento iniciaba el cobro del impuesto predial –se observaron enormes filas, por cierto–, el presidente municipal clausuraba una especie de pasillo que usaba su antecesor en el cargo, Hipólito Rodríguez Herrero, para entrar y salir de su oficina sin ser visto.

Ese pasaje fue usado por el anterior munícipe para ir directo de la cochera de Palacio a las oficinas  de la Presidencia.

Mucho más sensible que Rodríguez Herrero, Ricardo Ahued indicó que en Xalapa «no necesitamos un pasillo o un corredor privado para el alcalde. El alcalde va a tener que ser una persona que lo vea la gente”.

Se nota, de entrada, un cambio en el Palacio Municipal; la figura de alcalde ya no es sinónimo de indolencia, desidia y falta de resultados: este lunes, Ricardo Ahued recibió en su despacho, en la que fue su primera audiencia, a la señora Socorro Ruiz Piña; el mensaje fue claro: inicia una administración de puertas abiertas.

La mujer solicitó al edil su intervención para gestionar ante la Comisión Federal de Electricidad la instalación de cajeros automáticos, dado que a los adultos mayores y a las personas de escasos recursos se les complica –y significa gastos– trasladarse a la zona centro de Xalapa para realizar el pago bimestral; y el pago en las tiendas de conveniencia implica una cuota extra.

En términos generales, la figura del alcalde vuelve a ser protagónica en Xalapa y el nombre de Ricardo Ahued con seguridad será un factor importante de cara a la sucesión de 2024, dado que se ha posicionado, desde hace dos décadas, como el actor político de mayor prestigio en la capital veracruzana; tanto, que ha ganado sin problemas y por amplio margen todos los procesos electorales en los que ha participado. @luisromero85


Comparte