Ixhuacán de los Reyes, historias de frío

Comparte

Francisco De Luna /
Ixhuacán de los Reyes, Ver.-En la montaña de Ixhuacán de los Reyes, la temperatura es tan baja que cala los huesos; el señor Gerónimo platicó durante varios minutos sobre los cambios bruscos de temperatura, que muchas veces han estado bajo cero.
Él estaba a la espera de su familia que realizaba las compras en locales del centro y que rodean al Palacio Municipal. Ahí, con el sombrero y una chamarra gruesa, como una cobija y las manos en los bolsillos, soportaba cuatro grados centígrados.
“Pero, esto no es nada. Ya vienen los meros fríos, esos que hasta dejan el pasto y las hojas congeladas y que ni dan ganas de agarrar el agua porque hasta arde de lo frío que se siente”, dice entre ese paisaje grisáceo por la niebla.
Pero también don Gerónimo narra que nunca saben a cuántos grados llegan en este pueblo ubicado en la zona central del estado de Veracruz, pues en su casa no tienen termómetro, ni celulares para checar la temperatura.
El poblado está en la montaña, allá entre las faldas del Cofre de Perote, donde las familias viven con temperaturas extremas por las bajas temperaturas que se resienten principalmente en enero y febrero.
La altura de este lugar es de mil 800 metros sobre el nivel del mar. En la cabecera municipal habita un promedio de 3 mil habitantes y fue fundada principalmente por totonacos.
La arquitectura de este poblado es de casas coloniales, aún conserva algunas calles empedradas, familias completas (de 6, 7 y hasta 8) caminan juntos en estos accesos y que van de una tienda a otra para la compra de la canasta básica.
Ixhuacán de los Reyes festeja el 06 de enero es la fiesta patronal en la que cientos de católicos se reúnen en el patio central. El pueblo se ubica a 45 kilómetros de la ciudad de Xalapa.
Una vez terminada, la plática el señor Gerónimo se acerca a la farmacia de donde sale su familia que acaba de comprar un jarabe para la gripe y la tos y continúan el camino a casa, porque la temperatura sigue bajando y la niebla durante la tarde ya cubre gran parte de la montaña


Comparte