Hora cero

Comparte

Un error de cálculo

Luis Alberto Romero

En la historia contemporánea de Veracruz no existe antecedente de una confrontación entre el gobernador del Estado y los representantes del Congreso de la Unión.

En la actualidad, sin embargo, las diferencias entre Cuitláhuac García y los senadores Ricardo Monreal y Dante Delgado se han profundizado cada día más, alejando la posibilidad del diálogo y los acuerdos.

Para atrás, ni para tomar impulso, parece ser la posición que adopta el mandatario estatal, quien fortalecido por el espaldarazo presidencial decidió lanzar un velado reto a los senadores.

De la defensa del zacatecano a seis jóvenes veracruzanos detenidos y encarcelados por la policía estatal, acusados por el presunto delito de ultrajes a la autoridad, ha pasado un mes; en ese lapso, el tono ha subido de manera considerable, hasta llegar a su clímax en la víspera de Navidad, cuando fue detenido José Manuel del Río Virgen, uno de los hombres de confianza de Monreal y amigo personal del dirigente del Movimiento Ciudadano, Dante Delgado.

El ex gobernador veracruzano amagó con promover la desaparición de poderes en Veracruz, en tanto que con el aval de los coordinadores de las diferentes bancadas en el Senado fue creada una comisión especial para investigar presuntos abusos de poder por parte del gobierno estatal.

La comisión que encabeza Dante Delgado y de la que forman parte Julen Rementería, Beatriz Paredes, Miguel Ángel Mancera y otros integrantes de la Cámara Alta comenzó un proceso de entrevistas de personas que están encarceladas en prisiones de Veracruz, como la ex titular del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información, Yoli García.

El martes 4, el gobernador Cuitláhuac García declaró a los medios locales que dicha comisión no tiene validez; que no existe; y que quienes la integran y promueven engañan a la opinión pública, dado que carece de sustento legal.

Según García, la citada comisión es un engaño, un fantasma.

La respuesta fue inmediata: la comisión de senadores comenzó una transmisión en vivo, a través de redes sociales, una conferencia de prensa en la que Dante Delgado señaló que hay al menos una docena de casos relevantes de personas encarceladas sin motivo.

En esa conferencia, el senador Oscar Eduardo Ramírez apuntó que Del Río se asume como víctima de un secuestro, que le tienen en una celda con 27 otras personas y que sólo lo alimentan una vez al día.

Este miércoles, la senadora Beatriz Paredes Rangel reconoció que la comisión especial que investiga los abusos de poder en Veracruz no ha pasado por el Pleno de la Cámara Alta, pero adelantó que existe consenso entre las diferentes fracciones; que será ratificada y que sus decisiones serán vinculantes.

Dijo que el caso de José Manuel del Río fue prefabricado, pues no existe una prueba fehaciente que lo vincule al homicidio de René Tovar, candidato de MC a la presidencia municipal de Cazones.

Paredes señaló que en el Senado se han recibido denuncias y que se vigila que se cumpla el pacto federal y el respeto a los derechos humanos.

En este asunto, la confrontación puede significar mucho más que un dolor de cabeza para el gobernador veracruzano, quien a pesar de contar con dos de los tres senadores del estado –Gloria Sánchez Hernández y Ernesto Pérez Astorga–, no debe pasar por alto que Monreal Ávila y Delgado Rannauro no son improvisados; tienen trayectoria, influencia en el Senado y peso en materia política, de tal manera que podríamos estar ante el error de cálculo más costoso para el actual mandatario estatal. @luisromero85


Comparte