Casi medio millón de niños en México no recibieron vacunas básicas

Comparte

Juan David Castilla

En 2020, un total de 454,000 menores no recibieron vacunas básicas en México a causa de las restricciones de movilidad como respuesta a la pandemia por Sars-Cov2 (Covid-19), según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Casi 23 millones de niños no recibieron las vacunas infantiles básicas administradas a través de los servicios de salud habituales a nivel internacional, la cifra más elevada desde 2009 y 3.7 millones más que en 2019.

Se habla un retroceso importante en la salud infantil global, considerando que en el mundo actual la vacunación es una de las medidas de salud pública más efectivas, ya que reduce de forma significativa la morbilidad y mortalidad asociadas a diversas enfermedades infecciosas, especialmente en los niños.

En ese sentido, es necesaria la inmunización de menores frente a enfermedades graves como la difteria, tos ferina, tétanos, poliomielitis, haemophilus influenzae tipo B y Hepatitis B evitan de 2 a 3 millones de muertes y evitan la discapacidad de 750 mil niños cada año a nivel mundial.

Se calcula que las coberturas de vacunación para enfermedades como la difteria, tosferina y tétanos fueron del 76.76 por ciento, lo que representa una reducción del 7.7 por ciento. Esta situación los deja en riesgo de contraer enfermedades que pudieran ser prevenibles.

Los especialistas revelan que una manera de mantener los esquemas de vacunación infantil actualizados es a través del uso de vacunas combinadas, es decir, de vacunas que contienen antígenos de dos o más microorganismos.

De acuerdo con el médico César Martínez Longoria, pediatra infectólogo y profesor clínico del Hospital San José TecSalud del Tecnológico de Monterrey, comentó que en México, la Cartilla Nacional de Vacunación incluye la vacuna hexavalente, la cual ofrece protección contra la hepatitis B, difteria, tétanos, tos ferina, haemophilus influenzae tipo B y poliomielitis.

Los médicos y la misma OMS destacan la importancia de que los padres de familia actualicen el esquema de vacunación de sus hijos aún durante la cuarta ola de la pandemia, con el fin de protegerlos contra enfermedades que pudieran ser devastadoras.


Comparte