Desde el café

Comparte

La guerra Rusia-Ucrania y el mentiroso farolón

Bernardo Gutiérrez Parra
A raíz del conflicto Rusia-Ucrania que tiene en vilo a buena parte del mundo, el presidente López Obrador dijo este jueves: “Acerca de los efectos económicos que ya están produciéndose, nosotros estamos preparados desde hace algún tiempo”.

Eso es falso, pura alharaca populachera como es su costumbre.

Apenas sonaron los tambores de guerra en aquella región, el precio del barril de petróleo se disparó a 90 dólares y agarró a México con los pantalones abajo porque, en aras de priorizar el consumo interno y lograr la “autosuficiencia” energética, nuestro país ha disminuido sus exportaciones en más de un 60 por ciento y dejará de exportar por completo en el 2023, esto último de acuerdo con el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

Por macabro que suene, cada que hay un brete de esos que amenazan la paz mundial, los países productores de petróleo se frotan las manos porque el precio del barril se va a las nubes y les genera miles de millones de dólares en ganancias. Esta será la primera vez desde tiempos de Lázaro Cárdenas, que México se quede con su petróleo y no obtenga ni medio dólar de utilidades.

Si exportara su crudo, el precio de las gasolinas que también se está disparando (y que importa de Estados Unidos a un promedio de 460 mil barriles diarios), podría amortizarse con una parte de esas ganancias. Pero como no exporta, López Obrador tendrá que echar mano de las reservas económicas para seguir subsidiando los combustibles. Es decir, continuará exprimiendo las ya exiguas arcas nacionales que no tardan en dar de sí.

Pero el tabasqueño ve las cosas color de rosa. Dijo que tiene un plan por si aumenta el precio del gas (que inevitablemente va a aumentar). “Producir más energía eléctrica con agua. Vamos a echar a andar a toda su capacidad a las hidroeléctricas, estamos preparados para eso con el propósito de que no haya apagones, que no falte la luz y que no aumente su precio”.

Alguien debería decirle que si el conflicto se agrava su problema menos severo serán los apagones.

Para que una hidroeléctrica genere electricidad debe aprovechar el agua en movimiento, y ahorita lo que hay es una severa sequía que está afectando al 75 por ciento del territorio nacional. Ante este panorama, ¿de dónde se va a sacar el agua necesaria cuando desde hace meses, algunas hidroeléctricas trabajan a menos de la mitad de su capacidad?

López Obrador sabe que carece de un plan para enfrentar las consecuencias económicas derivadas de un conflicto bélico, pero le encanta mentir y farolear. Mintió y faroleó cuando dijo que el país estaba preparado para enfrentar la pandemia, cuando aseguró que no habría crisis económica, cuando sostuvo que pronto terminaría el desabasto de medicamentos y cuando soltó aquel chiste sobre que tendríamos un sistema de Salud como en Dinamarca.

¿Por qué habríamos de creerle ahora que México está preparado para aguantar el ramalazo económico cuando, de acuerdo con analistas financieros, los primeros golpes que recibirá serán el aumento al precio de los combustibles, aumento de la inflación y devaluación del peso con todo lo que eso conlleva?

La invasión a Ucrania ya comenzó junto con la condena casi unánime contra Vladimir Putin al que hasta los mismos rusos desprecian. Sea cual sea el resultado, los perdedores serán Rusia y Putin. La primera por las severas sanciones impuestas por la comunidad internacional que la debilitarán económicamente. Y si eso pasa, los días de Putin como mandamás ruso estarán contados.

Si la guerra se alarga habrá daños colaterales y una de las víctimas será la economía nacional, por mucho que Andrés Manuel diga “estamos preparados”, lo que lo reafirmará como un cínico. Y es que sabe que ésa es otra más de sus mentiras y otro más de sus faroles.

La SEV hace historia

La Secretaría de Educación de Veracruz, refrenda su compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas al no haber presentado daño patrimonial en el Informe de Resultados de la Auditoría Superior de la Federación de la Cuenta Pública 2020, afirmó el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García.

Al término de la ceremonia por el 201 Aniversario del Día de la Bandera efectuado en el Parque Juárez de Xalapa, Zenyazen lamentó que se difundiera con mala intención que la SEV había pagado a docentes fallecidos. El funcionario dijo que la dependencia proyecta la distribución de la nómina con dos meses de antelación y no se puede anticipar el deceso de algún maestro.

Indicó que al momento que los deudos acuden a la Secretaría para realizar los trámites que les corresponden por el pago de seguro institucional, es que se descuenta el monto pagado con anterioridad y así se recupera el recurso.

Pero al hablar sobre la Cuenta Pública 2020 destacó como un hecho histórico que la Auditoría Superior de la Federación, no haya encontrado daño patrimonial al presupuesto que la SEV manejó ese año.

bernardogup@hotmail.com


Comparte