Damnificados por huracán “Grace” siguen esperando apoyos de Bienestar

Comparte

Juan David Castilla

La casa de Rodrigo y su familia está destruida desde hace más de siete meses por el paso del huracán “Grace”; también las de sus otros nueve vecinos en la localidad Caristay, municipio de Papantla.

El fenómeno golpeó la zona costera norte de la entidad veracruzana el pasado 21 de agosto, dejando daños en cultivos, viviendas y demás infraestructura urbana.

Las familias se registraron en el censo que realizó la Secretaría de Bienestar para otorgar apoyos a los damnificados; sin embargo, hasta el momento, no los han recibido.

Don Rodrigo se apuntó tres veces para solicitar la ayuda, pero detectó que solo ciertas familias fueron beneficiadas, como si fueran “privilegiadas”.

“El huracán nos vino a destrozar todo. No nos llegó el apoyo. Tengo a mi esposa enferma y por eso necesito el apoyo. Perdimos la lámina de nuestra casa. Pero a mucha gente le llegó y tiene casa de dos pisos, el huracán no les hizo nada pero les llegó el apoyo”, expresó el afectado.

A esa personas les entregaron un refrigerador, una estufa, una cama y hasta 35 mil pesos en efectivo para la presunta recuperación de sus bienes.

“A nosotros la verdad no nos tocó nada. Mucha gente fue escogida porque hubo una persona de mi pueblo que anduvo viendo a quien le daba el apoyo y a quien no, así pasó. Yo me apunté tres veces y me dijeron que no estaba registrado en el padrón”, culminó.


Comparte