Comparte

El resultado del reciente proceso electoral extraordinario de Veracruz debe ser una llamada de atención para PAN y PRI.

El albiazul, sin brújula ni dirigencia, apenas consiguió 120 votos en los 4 ayuntamientos en disputa, en tanto que el PRI no llegó ni al 5 por ciento de la votación total, con lo que se ubicó en el octavo lugar.

Para ambos partidos, la elección extraordinaria fue un fracaso.


Comparte