Hora cero

Comparte

Hora cero 

El octavo lugar del PRI de Marlon Ramírez 

Luis Alberto Romero

El diputado federal José Francisco Yunes Zorrilla mostró su preocupación por el bajo nivel a que ha caído, en términos de resultados electorales, el Partido Revolucionario Institucional.

Apuntó el legislador, ex senador y ex dirigente estatal del tricolor que al interior debe revisarse el trabajo y los resultados del actual presidente del Comité Directivo Estatal, Marlon Ramírez Marín.

Puso como ejemplo las recientes elecciones extraordinarias en cuatro municipios de Veracruz, donde el partido cayó prácticamente sin meter las manos. El caso más lamentable fue el de Amatitlán, donde la candidata del Revolucionario Institucional, Aída Zárate Carlo, sólo obtuvo un voto; es decir, ni siquiera sufragaron todos por ella los candidatos, propietarios y suplentes, a la sindicatura y a las regidurías. Para acabar pronto, ni la familia de la candidata votó por ella.

El caso de Amatitlán nos recuerda que en las elecciones municipales de 2021 en Veracruz, 23 candidatos de diferentes partidos políticos a las presidencias municipales no consiguieron ni siquiera un voto.

El punto es que a Pepe Yunes no le falta razón al hablar de los malos resultados de su partido: en las elecciones extraordinarias del presente año, el PRI no sólo no ganó ninguna de las cuatro alcaldías en disputa, sino que vio una reducción sin precedente en su porcentaje de votación.

El Programa de Resultados Electorales Preliminares indica que por el tricolor votaron sólo mil 49 ciudadanos, lo que ubica al partido con 4.8 por ciento del total, que fue de poco más de 21 mil 700.

Partidos con menos padrón de militantes y mucho menor presupuesto, como el PRD e incluso el desaparecido Podemos, lograron triunfos; en cambio, el PRI dio lástima en la elección extraordinaria.

Si en el pasado los priistas no soportaban ver a su partido como segunda o tercera fuerza, hoy en Veracruz los malos resultados llegaron al extremo: con poco más de mil sufragios, con el 4.8 por ciento de los votos emitidos, el PRI fue superado por el PT, Morena, PRD, MC, Podemos, Unidad Ciudadana y hasta por el Cardenista; es decir, se fue al octavo lugar.

Nunca antes el viejo partido había dado tanta pena en Veracruz y hecho un ridículo de ese tamaño; a eso se debe la indignación de algunos militantes y la preocupación de cuadros como Yunes Zorrilla. A eso se debe, también, la mofa de los simpatizantes de la 4T, que ven a los principales opositores totalmente desdibujados: el PAN apenas logró 120 votos (se ubicó en penúltimo lugar entre 13 participantes) y el PRI ni siquiera llegó al 5 por ciento.

En el caso de Acción Nacional, los 120 votos conseguidos por sus candidatos resultan más o menos comprensibles, dado que el partido carece de dirigencia estatal; se encuentra en una etapa de judicialización de su proceso interno y está totalmente fracturado, además de que en los municipios donde se verificaron las elecciones extraordinarias, el blanquiazul no tiene militancia. En cuanto al PRI, estos comicios, parte del proceso 2021, fueron una buena herramienta para medir la efectividad de Marlon Ramírez, tan pequeña como el 4.8 por ciento. @luisromero85


Comparte