Plantean redistribuir gasto para atender necesidades básicas, en caso de emergencia

Comparte

Redacción

En caso de una emergencia sanitaria, el Ejecutivo Federal tiene que generar alternativas de crecimiento que beneficien a todos, pero también aplicar medidas económicas de efecto inmediato para mitigar los efectos negativos de la recesión y generar certidumbre en los mercados internos, consideró el senador Miguel Ángel Osorio Chong.

A nombre del PRI, el legislador presentó una iniciativa para que durante contingencias como la pandemia de Covid-19, se pueda redistribuir hasta 75 por ciento del presupuesto de infraestructura, equivalente a más de 80 mil millones de pesos, para atender las necesidades básicas de la gente.

En la sesión del pasado 6 de abril, Osorio Chong señaló que desde 2019, la economía mexicana “está en un declive permanente”, y eso es una muy mala noticia para la gente, porque sin crecimiento ni empleo no hay bienestar, porque con inflación y carestía, tampoco hay bienestar”.

Por ello, busca que por ley se ofrezcan apoyos y facilidades a las familias mexicanas “que están sufriendo la peor de las crisis económicas”, así como evitar que en un futuro se gasten los ahorros de dos décadas, sin beneficios tangibles.

El senador propuso adicionar una fracción IV, al artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, a fin de establecer que, en caso de que el Consejo de Salubridad General declare emergencia sanitaria, el Ejecutivo Federal podrá reducir los gastos en programas prioritarios de infraestructura hasta en un 75 por ciento, con excepción de la inversión educativa, de salud y seguridad.

Lo anterior, para que eso recursos se destinen en un 70 por ciento a actividades de protección de la salud y de la economía nacional, y en un 30 por ciento para la protección de los pueblos y comunidades indígenas, promoción de la cultura, atención de víctimas y equidad de género.

Osorio Chong dijo que el objetivo principal de la iniciativa, que se turnó a las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público, y de Estudios Legislativos, Segunda, es que el marco legal permita redireccionar los recursos programados para las obras prioritarias del gobierno, hacia acciones de atención inmediata de la salud y la estabilidad económica familiar.

No se trata, subrayó el senador, “de quitar por quitar, sino de orientar recursos hacia las áreas de necesidad inmediata, en casos de emergencia sanitaria o económica”.

De igual forma, el senador presentó un paquete de iniciativas enfocadas en la economía, la salud, la educación y el empleo, que buscan deducir las colegiaturas, eliminar el impuesto al Internet, reducir el ISR y el IEPS en combustibles, eliminar los intereses moratorios por créditos y prorrogar hasta por seis meses el pago de la luz.


Comparte