Impulsan iniciativa para garantizar a personas adultas mayores acceso gratuito al transporte público

Comparte

Redacción

Rocío Corona Nakamura, diputada del PVEM, presentó una iniciativa con el fin de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes garantice a las personas adultas mayores el derecho permanente, y en todo tiempo, de acceder de manera gratuita al transporte de servicio público.

La propuesta de modificación a la fracción IV del artículo 20 de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, añade que se otorgará este derecho previa acreditación de la edad mediante identificación oficial, credencial de jubilado o pensionado. Se remitió a las comisiones de Atención a Grupos Vulnerables para dictamen, y a la de Comunicaciones y Transportes para opinión.

Puntualiza que la reforma representa una gran ayuda para más de 15 millones de personas adultas mayores en el país.

Refiere que este ordenamiento fue promulgado el 25 de junio del 2002, cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación, es decir hasta hace apenas 20 años empezamos a entender que las personas adultas mayores tienen necesidades específicas, requerimientos propios a su edad o circunstancias y, sobre todo, derechos que son irrenunciables, innegables y elementales.

La iniciativa busca atender un tema sensible para este sector que repercute gravemente e incide con fuerza en su desarrollo, es decir en la movilidad, en sus opciones de transporte público y las condiciones en las que acceden a él. Esto, agrega, no es un tema de concesión o dádiva, se trata de la atención a un derecho que se les ha negado.

Menciona que aproximadamente 18 por ciento de las personas adultas mayores presentan problemas para movilizarse sin ayuda, y a partir de los 75 años más de la mitad presentan dificultades para salir de casa, lo que condena al 20 por ciento de éstos a vivir confinados.

Por lo anterior, es imprescindible y obligatorio el cuidado, atención y capacidad de respuesta para ofrecerles, en todo el país, opciones de transporte público no solo funcionales, sino también accesibles.

Subraya que el índice de envejecimiento es alto, el número de mayores de 60 y más años, por cada 100 niños y jóvenes de 0 a 14 años de edad, es de 47.7 por ciento a escala nacional. “Dicho de otra forma, somos una sociedad con un proceso de envejecimiento acelerado”.

Precisa que aún hay grandes pendientes y retos en materia de atención, procuración, protección y cuidado, y este esfuerzo beneficiará, ayudará y motivará a esta población en la conquista y acceso a mejores oportunidades de vida, desarrollo y movilidad, y a la sociedad en su conjunto le permitirá reconocerles no sólo sus derechos elementales, sino también garantizarles el urgente e irrestricto disfrute pleno de los mismos.

Señala que este esfuerzo es una atención a la deuda pendiente y añeja de la sociedad con las personas adultas mayores, porque no se ha podido ofrecerles, proveerles y garantizarles autonomía, movilidad, salud emocional, social y psicológica como requerimientos básicos para su bienestar.


Comparte