Arquitectura UV aplicó urbanismo táctico en Mercado San José en Xalapa

Comparte

Redacción Hora Cero

Estudiantes, académicos y egresados de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Veracruzana (FAUV) realizaron una intervención de urbanismo táctico para medición de residuos sólidos en el Mercado Alcalde y García –San José– de la ciudad de Xalapa, coordinados por Reynaldo Aparicio Rengifo, catedrático de la Universidad del Valle, de Colombia.

Las organizadoras de esta actividad fueron Laura Mendoza Kaplan y Polimnia Zacarías Capistrán, docentes de la FAUV e integrantes del cuerpo académico (CA) Entornos Sustentables.

El urbanismo táctico consta de ejercicios cortos que se llevan a cabo con pocos recursos, que permiten experimentar el impacto que podría tener una obra en un sitio determinado antes de implementarla de forma permanente.

Sirve de proceso colaborativo para recuperar el espacio público, maximizar su valor compartido y explorar alternativas de mejora.

Laura Mendoza mencionó que Reynaldo Aparicio realizó una estancia postdoctoral en febrero en la FAUV, durante la cual efectuó el ejercicio de urbanismo táctico en el mercado citado.

Dentro de esta iniciativa se contactó a los locatarios del sitio y a personal de limpia pública, con el objetivo de indagar cómo se hace la recolección de residuos y la finalidad que le dan a la basura generada.

Los resultados mostraron que, aunque es retirada cada mañana, no se lleva ningún tipo de control ni clasificación de ella, por lo que no es útil para realizar composta.

Dentro de las actividades de urbanismo táctico se pintaron cubetas a fin de usarlas como cestos de basura y fomentar la separación de residuos en compostables, reciclables o inservibles –pilas, aceites o material médico, por mencionar algunos–.

Además se concretó una actividad lúdica en la que se debía “encestar” la basura en los botes improvisados.

Si bien este ejercicio atrajo a niños principalmente, muchos estuvieron acompañados por sus papás, lo que hizo que el alcance de las acciones fuera mayor.

Laura Mendoza comentó que no es la primera vez que la FAUV realiza actividades de urbanismo táctico, ya que en 2014 se hicieron en las calles Pino Suárez, Diego Leño y Díaz Mirón, en las que se optimizó un área verde, se creó una parada de autobús y se diseñó una pequeña placita.

Independientemente de que funcionen o no, ejercicios de este tipo dejan un gran aprendizaje en los estudiantes de Arquitectura, ya que humanizan su trabajo y los acercan a la ciudad, pero sobre todo a gente que en muchas ocasiones no están acostumbrados a tratar.

Un joven de entre 18 y 25 años en pleno usos de sus facultades físicas y mentales difícilmente diseñará espacios inclusivos, y el urbanismo táctico lo acerca a miradas de otros grupos sociales, lo que beneficia ampliamente su formación profesional.


Comparte