Comparte

Una cosa es ser oposición y otra ser un barbaján.  Una cosa es argumentar y otra gritarle y manotearle a una diputada; vaya a cualquier mujer.   La actitud del diputado panista Miguel Armida Copado ante la Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso Local no solo muestra su estatura política, sino que deja mal parada a su bancada.


Comparte