Hora cero

Comparte

Nueva visita presidencial a Veracruz

 

Luis Alberto Romero

El presidente López Obrador se refirió este miércoles al estado en que se encuentran las carreteras del norte de Veracruz, y a la necesidad de canalizar más recursos para su mantenimiento.

Dijo que las vías de comunicación de la zona norte de la entidad están destruidas por el abandono de años; y se comprometió a visitar esa región una vez que termine el puente vacacional de Semana Santa.

Adelantó que visitará Martínez de la Torre, ejido “Paso Largo”, para agradecer a la población el haber permitido la conclusión de la autopista Veracruz-Tuxpan, en el tramo del entronque de Laguna Verde a la comunidad Totomoxtle, de Papantla.

La liberación de esa vía se llevó a efecto gracias a la intervención presidencial, a través de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, SICT, cuyo director del Centro Estatal Veracruz, Ramón Álvarez Fontán, fue pieza importante para destrabar el conflicto en dicho ejido.

Los ejidatarios de Paso Largo detuvieron la obra durante dos años con nueves meses, pero en enero del presente año la autopista fue abierta a la circulación en el tramo que faltaba liberar, poco más de 124 kilómetros.

Los ejidatarios argumentaron que la autopista inundaría sus tierras; ante ello, la Presidencia, a través de la SICT, se comprometió a la construcción de obras hidráulicas, puentes para liberar las corrientes de las aguas en época de lluvias.

Esta autopista agiliza la circulación en un corredor carretero que va de Veracruz a Monterrey, con un ramal a Matamoros. Impulsa el desarrollo económico y turístico de Costa Esmeralda, Papantla y Tuxpan en la zona norte del estado de Veracruz; y significa un avance en movilidad, eficiencia y seguridad para el traslado de bienes y personas que transitan por esta ruta. Su construcción, desde el inicio hasta la apertura de la vía, tomó más de seis años: comenzó el 10 de noviembre de 2015 y concluyó en enero pasado, con una inversión de 4 mil 739 millones de pesos.

No es la única inversión en infraestructura carretera; este año, el Gobierno Federal invierte más de dos mil millones de pesos en Veracruz: 900 millones serán para la conservación de carreteras; 108 millones, para caminos alimentadores; y para la reconstrucción de los daños causados por el huracán “Grace” se aplicarán 600 millones. Además, otros 600 millones de pesos a carreteras federales, como las de Ozuluama y Jáltipan, norte y sur de Veracruz.

El problema es que a pesar de esa millonaria inversion anunciada por la Presidencia, las carreteras de la entidad siguen con un alto nivel de abandono, que no ha sido atendido durante años: la carretera libre costera del norte de Veracruz, por ejemplo, que cruza la región de la Huasteca veracruzana, está sumamente deteriorada; y la que va de Martínez de la Torre a la capital de la entidad, está tan dañada que más bien parece camino de herradura.

Ojalá la visita de López Obrador represente una mejora en la red carretera que comunica a Veracruz. @luisromero85


Comparte