Proponen terminar con llamadas automatizadas por celular, garantizando el derecho a la privacidad

Comparte

Redacción

El Grupo Parlamentario del PVEM propuso reformar la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para garantizar el derecho a la privacidad a los usuarios del servicio de telefonía móvil y evitar que reciban llamadas automatizadas de forma masiva, por parte de empresas que ofrecen promociones, servicios, mensajes, invitaciones o información.

La autora de la iniciativa, Rocío Corona Nakamura, refirió en un comunicado que tan solo en 2018, México se situó en el sexto país a nivel mundial con más llamadas de este tipo o llamadas spam recibidas por la población, las cuales, en su mayoría, fueron spots políticos y/o aplicación de encuestas.

La propuesta de reforma al artículo 191 de la citada ley, detalla que será derecho de los usuarios, decidir si reciben o no llamadas del concesionario referentes a renovaciones de contratos, promociones o paquetes, así como de empresas robocall y de telemarketing, con el propósito de ofrecer promociones, servicios, mensajes, información o invitaciones a participar en encuestas, sin el consentimiento expreso o la solicitud previa.

La diputada ecologista expuso que “es innegable la percepción general entre la población de incomodidad, molestia, rechazo e incluso, la sensación de vulnerabilidad, tanto a la tranquilidad como a la privacidad de los datos personales, sobre todo porque muchas veces, las compañías dedicadas a este tipo de llamadas tienen incluso, el nombre completo de la persona titular de la línea, lo cual puede constituir un delito con relación a la forma en la cual se obtienen esas bases de datos”.

Comentó que, de acuerdo con cifras oficiales, en nuestro país hay 123 millones 377 mil 78 líneas de telefonía móvil, de ellas, 104 mil usuarios tienen acceso a internet vía prepago o pospago.

Sin embargo, dijo, pese a los múltiples beneficios que ha traído la telefonía celular, el problema con las llamadas masivas automatizadas es una situación que se tiene que resolver pues, de manera recurrente y a cualquier hora del día, las recibimos en el teléfono móvil, sin haber solicitado un servicio que las justifique.

Comentó que por ello, se debe legislar para terminar con este problema. “Aunque dichas llamadas son útiles para muchos fines válidos socialmente, cuando afectan el derecho a la privacidad de los datos personales y además generan molestia y rechazo entre la población, debemos aceptar que tenemos un problema que hay que evitar y erradicar”, dijo.


Comparte