La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

Adiós a los negocios icónicos de Xalapa

 

Yamiri Rodríguez Madrid

La semana pasada, el Observatorio de Finanzas Públicas y Desarrollo Regional, de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana (UV), revelaba que durante marzo se perdieron en el Estado de Veracruz 2 mil 551 empleos formales. Un claro ejemplo de lo anterior es el número de negocios icónicos que han tenido que cerrar sus puertas desde que inició la pandemia del Covid19.

Uno de los más sentidos por los xalapeños es, sin duda, La Naval. Ubicada en la esquina de Zaragoza y Sebastián Camacho, después de 63 años de servicio ininterrumpido, esta cafetería bajó la cortina. Un negocio que pasó de generación en generación de la familia Fernández no aguantó esta severa crisis y ahora solo nos quedará en el recuerdo a quienes aquí vivimos, del sabor de sus ricos cuernitos, de su café, de las tardes de dominó  y de las muchas conferencias de prensa que desde ahí se dieron.

A unos metros de La Naval también cerró recientemente la Tienda Contino.  Ésta se ubicaba en otra icónica esquina del centro histórico de la capital del estado: en la de la avenida Enríquez y Poeta Jesús Díaz. Durante décadas fue centro de los fotógrafos y, también, uno de los pocos lugares, en aquellos entonces, donde se podía adquirir línea blanca, electrodomésticos, ventiladores y aires acondicionados, cuando los 30 grados eran impensables en la región.

Ya también es historia Casa Ollivier, en la esquina de Enríquez y Leandro Valle, donde una parte de los trabajadores del Palacio de Gobierno  y de Palacio Municipal se compraban corbatas, camisas y demás finas prendas.  No existían tiendas como Liverpool o Sears donde se pueden comprar a meses sin intereses, ni otras donde se adquieren 3 trajes por el precio de uno. En esa ola de pérdidas, se fue también el Hotel El Limón, que durante 128 años operó sobre la calle de Revolución, a unos pasos de la Catedral de Xalapa.

Más allá de la nostalgia que podamos sentir por esos emblemáticos lugares que formaron parte de nuestra historia, debemos reflexionar sobre los empleos perdidos y el volumen de locales que hay, por toda la región, en renta. Un termómetro fiel de la realidad económica.

@YamiriRodriguez


Comparte