La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

San Julián, otra laguna que estamos a punto de perder

 

Yamiri Rodríguez Madrid

Aunque el año pasado muchos nos horrorizamos al ver las imágenes dantescas de la Laguna del Farallón seca, con aves y peces muriendo lento entre el lodo, seguimos sin entender que nosotros mismos estamos acabando con nuestro entorno.

Ahora es la Laguna de San Julián, parte del sistema lagunar porteño, la que está en riesgo de correr la misma suerte con sus tulares, vegetación flotante y popal, con sus relictos de selva baja y algunas especies introducidas que sirven de refugio a una gran diversidad de fauna, especialmente aves.

Los habitantes han lanzado otro SOS al ver que cada año tiene menos agua. El primero de estos fue en 2014, cuando los habitantes denunciaron que parte del cuerpo de agua había sido rellenado por una empresa portuaria, lo que provocaba que se desbordara.

En 2015, a petición del Ayuntamiento porteño, la Secretaría de Medio Ambiente del Estado de Veracruz emitió la declaratoria de 32 cuerpos lagunares del municipio como Área Natural Protegida de competencia estatal, siendo éstas la Laguna ”D”, Laguna “C” Casa Díaz, Caballerizas, Campanario, Caracol, Coyol, Lagartos, del Carmen, Dos Caminos, El Encanto, El Encierro, El Ensueño, El Olvido, Geo Pinos, Goleta Iguala, La Colorada, La Ilusión, Las Conchas 2, Las Conchas, Las Tortugas, Los Almendros, Los Laureles, Los Patitos, Malibrán, Paso del Pis, Renacimiento, San Julián, Tarimoya, Viveros y Sistema Lagunar El Basurero.

El Ayuntamiento de La Antigua pidió lo mismo para la Laguna Cabana y su entorno, las Lagunas de San Julián, El Salado, La Catalana, así como Las Dunas de Playa Miranda, por su gran valor económico y ambiental.

Pero pese a la declaratoria, los vecinos de San Julián lanzaron otra alerta en 2017, cuando comenzaron a notar los efectos de pérdidas en la flora y fauna de la laguna, pero otra vez, nadie les hizo caso. Los años siguen pasando y la inacción ha dado como resultado el estado en que hoy se encuentra.

No hay un pronunciamiento por parte de alguna autoridad municipal, estatal o federal, tal y como pasó con la de Actopan, en la que con un par de comunicados pusieron punto final al tema.  Una verdadera desgracia para Veracruz. Aún se está a tiempo de salvar ésta.

@YamiriRodriguez


Comparte