Aumentan urgencias neurológicas; peligra la vida de los pacientes

Comparte

Juan David Castilla

Las emergencias neurológicas han incrementado en el país, pues se estima que hasta el 15 por ciento de las urgencias médicas son de este tipo, siendo el infarto cerebral, las cefaleas y la epilepsia las alteraciones más comunes.

De acuerdo con el médico especialista Daniel Sánchez Arreola, presidente de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencias (SMME), estas afecciones pueden ser difíciles de diagnosticar, y los retrasos en el reconocimiento y el tratamiento pueden tener resultados devastadores, con altas tasas de discapacidad a largo plazo e incluso provocando la muerte.

Cuando una persona está sufriendo una emergencia neurológica el tiempo es vital. Por cada minuto que transcurre sin que la persona reciba tratamiento, en su cerebro mueren millones de neuronas, lo que complica las probabilidades de una recuperación exitosa.

Se recomienda que las personas con urgencias neurológicas reciban atención prehospitalaria mientras esperan la consulta neurológica. Siguiendo esta misma línea, la atención de los pacientes con patologías neurológicas agudas en los establecimientos de salud constituyen una preocupación latente.

“De una atención inmediata, oportuna y eficaz depende no solo la sobrevivencia del paciente, sino su recuperación con el menor grado de secuelas posible”, añadió el médico.

Consideró que los servicios de emergencia de los hospitales son de vital importancia para la atención inicial del paciente crítico.

No obstante, muchas veces la atención se ve obstaculizada por la saturación de los servicios, los elevados tiempos de espera y la falta de personal especializado.

Se calcula que los retrasos en servicios de urgencias incrementan hasta 1.6 veces las posibilidades de que la persona fallezca o que su estancia hospitalaria sea más prolongada.


Comparte