Alcaldes y Gobernadores

Comparte

 

Rosas Aispuro, entre las patas de los caballos

 

Por Gustavo Rentería*

 

Tamaulipas, Oaxaca, Quintana Roo e Hidalgo, todo indica, que ya las tiene en la bolsa el Movimiento de Regeneración Nacional.

 

Los gobernadores Cabeza de Vaca (PAN), Alejandro Murat (PRI), Carlos Joaquín González (PAN) y Omar Fayad (PRI) están resignados. Y además, saben que es una tontería pelearse contra el Presidente López Obrador. Es más, algunos ya esperan la llamada de Palacio para saber si se  incrustan en el Gabinete, o bien, se van a una embajada.

 

Aguascalientes se la quedará Acción Nacional. Martín Orozco Sandoval no le representa ninguna piedra en el zapato a la 4T y por ello, o se despide de la política, o se refugiará en su partido.

 

Donde  se concentrarán las distintas fuerzas, en las últimas semanas será en Durango. El crecimiento de Marina Vitela tiene muy preocupados a la alianza PAN-PRI-PRD. Aunque Esteban Villegas resultó un buen elemento de campaña, la Revocación de Mandato, la discusión de la reforma constitucional por la Industria Eléctrica,  la Ley sobre el Litio, el inicio del movimiento para demandar a los legisladores que votaron en contra, y el linchamiento mediático llamándoles “traidores” a la Patria, hizo que perdiera varios puntos el candidato oficial.

 

Aunque no está mal evaluado José Rosas Aispuro Torres, su desesperación es mayúscula. Él no será tratado como su homólogo y correligionario hidrocálido. Si pierde el partido del Presidente, el expediente ya está en los escritorios de la Unidad de Inteligencia Financiera, que comanda Pablo Gómez y del titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero.

 

Además, esa desesperación del gobernador, se ha convertido en una maquinaria gubernamental en favor de Villegas, lo que está documentando la oposición para presentarse a la brevedad a las autoridades electorales.

 

El gobierno de Durango, a diferencia de la mayoría de entidades, sí es un gran empleador, lo que tiene muy preocupados a los burócratas de todos los rangos, y sus respectivas familias.

 

Las empresas proveedoras del gobierno estatal de Durango han sido más cuidadosas que en otros procesos electorales. Saben que se les puede morir la “gallina de los huevos de oro”, pero han empezado a relacionarse con representantes de la alianza conformada por Redes Sociales Progresistas, Verde Ecologista, PT y Morena. Por si las dudas, y ante el crecimiento de Vitela, ya tendieron sus redes.

 

Patricia Flores de Movimiento Ciudadano no tendrá la misma suerte de Samuel García en Nuevo León, ni de Enrique Alfaro en Jalisco. Se llevará entre el 6 y 7 por ciento de la votación, sufragios que necesita tanto Villegas y Vitela.

 

¿Hasta dónde llegará el gobernador Rosas Aispuro? ¿Se la jugará hasta el final, o de plano tirará la toalla ante la aplanadora morenista? ¿Se peleará con el presidente López Obrador?

 

Si pierde Villegas, podría convertirse de un día para otro, en un blanco perfecto de Palacio Nacional. Y si gana Vitela, las auditorias también lo alcanzarían.

 

Rosas Aispuro está perdido. Rosas Aispuro ganando o perdiendo las elecciones está entre las patas de los caballos.

 

*Periodista, editor y radiodifusor

@GustavoRenteria

www.GustavoRenteria.com


Comparte