Batalla de Cerro Gordo, decisiva para triunfo de invasión norteamericana de 1847: Carlos Lascurain

Comparte

Redacción Hora Cero

 Si el ejército mexicano hubiera ganado la batalla de Cerro Gordo, el 18 de abril de 1847, es posible que la ocupación norteamericana no tuviera éxito, comentó Carlos Francisco Lascuraín Rangel, académico jubilado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Veracruzana (UV) y miembro del Archivo de Indias Veracruz-Sevilla, Las Dos orillas, A.C.

El profesor, quien se ha dedicado a estudiar la historia y en particular esta batalla, explicó que en 2022 se cumplen 175 años de esta lucha en la que perdieron la vida 417 soldados estadounidenses y 459 soldados mexicanos, entre quienes se cuentan algunos mercenarios irlandeses conocidos como el Batallón de San Patricio.

El próximo diciembre se cumplirán dos siglos de las relaciones bilaterales México-Estados Unidos, por lo cual se están conmemorando ciertos sucesos de la historia compartida, comentó Daniel Romero León, coordinador del Programa de Estudios sobre América del Norte (PEAN) de la UV, quien facilitó la entrevista con Lascuraín Rangel.

Como parte de sus actividades, el docente ha realizado trabajos de exploración y recorrido en la zona de la batalla; se ha encargado de renovar una placa conmemorativa existente en uno de sus fortines.

Una de las mayores incógnitas, refirió, es el hecho de que “hasta el día de hoy no hemos podido encontrar osamentas ni restos de los soldados fallecidos y hemos buscado en las laderas sin poder hallar nada”.

Entre los personajes que participaron en la batalla, por el lado de los mexicanos luchó Valentín Canalizo Bocadillo, general que también fue presidente provisional de México dos veces, durante las presidencias intermitentes de Antonio López de Santa Anna.

En la batalla murió un destacado general, Ciriaco Vázquez, de quien es la placa conmemorativa colocada en 1947 –al cumplirse un siglo del combate– por profesoras de la Escuela “Susana Fontana” y la cual ha sido restaurada y reinstalada por el propio Lascuraín Rangel.

Luego del triunfo de los norteamericanos en Cerro Gordo comandados por el general Winfield Scott Hancock, sus generales Paterson y Twiggs ocuparon Xalapa el 19 de abril y provocaron el abandono de la fortaleza San Carlos de Perote para continuar su avance hacia la capital del país, pasando por Churubusco y el Castillo de Chapultepec, donde se libraron batallas para que al final la bandera norteamericana fuera izada en el zócalo.

Lascuraín Rangel destacó que el presidente de Estados Unidos, el general James Knox Polk, fue quien impulsó esa política expansionista y para ello ordenó a distintos generales que invadieran el territorio mexicano, en el caso de Veracruz a cargo de Winfield Scott, quien también aspiraba a ser presidente.

La ocupación norteamericana continuó hasta 1848 cuando ambas naciones firmaron el Tratado de Guadalupe, a través del cual México cedió dos millones de kilómetros cuadrados de su territorio norte a los Estados Unidos, más de la mitad de su extensión original.

“La batalla de Cerro Gordo fue decisiva para la intervención, no hubiéramos perdido los dos millones de kilómetros con la firma del Tratado de Guadalupe; fue decisiva y el ejército llegó a ocupar ocho meses la capital de la República”, planteó Lascuraín Rangel.


Comparte