La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

Las lenguas maternas veracruzanas

 

Yamiri Rodríguez Madrid

Hace unos días, la Universidad Veracruzana (UV) publicó un comunicado en el que uno de sus egresados del Doctorado en Estudios del Lenguaje y Lingüística Aplicada realizó la investigación “Proceso de cambio lingüístico en el náhuatl de la Huasteca veracruzana”. Para muchos pudiera parecerles un tema menor, pero lo cierto es que es un indicador de lo que está sucediendo en la entidad con las lenguas maternas veracruzanas.

Uno de los múltiples hallazgos del académico, oriundo del municipio de Benito Juárez, fue que los niños de las comunidades dejan de hablar náhuatl, lo cual dijo es preocupante y refleja el hecho de que las personas abandonan la lengua originaria para hablar español porque así es la comunicación gubernamental en los municipios, aunque son municipios indígenas.

Dicho planteamiento nos lleva a preguntarnos qué están haciendo nuestras autoridades por preservarlas, empezando por la Academia Veracruzana de Lenguas Indígenas (AVELI). Dicho instituto es prácticamente invisible, diluido y no es por falta de capacidad del maestro Eleuterio Olarte Tiburcio, sino porque sus temas no resultan trascendentes para esta administración.

Un ejemplo de esta situación es que en 2019 el Director de la AVELI había planteado la necesidad de reformar la Ley General de Derechos Lingüísticos de la entidad debido a que ésta no contempla sanciones para quienes la quebrantan, esto a raíz del caso de unas jóvenes a quienes les prohibieron hablar en su lengua durante su trabajo en Xalapa, por lo que renunciaron.

Ni un solo de los entonces diputados de Morena ni de los partidos aliados hizo suya la iniciativa para poner un alto a este tipo de situaciones, peor aún es que no se volvió a tocar el tema.

Pero vamos más allá. Durante los más de dos años de pandemia por Covid19 fueron escasas las campañas en lenguas maternas para difundir los cuidados a seguir, las campañas de vacunación, como si en las comunidades indígenas el mal no llegara.

Antaño la AVELI producía permanentemente una serie de materiales no sólo dirigidos a las comunidades indígenas, sino para despertar el interés hacia estas del resto de los habitantes. Hoy la Academia está sumida en un letargo.

@YamiriRodriguez


Comparte