En la mira

Comparte

Los turbadores destapes de AMLO y Veracruz

Silverio Quevedo Elox

Tras los mensajes que se acomodaron a modo de forma inmediata durante la semana, con los presuntos “destapes”, el presidente Andrés Manuel López Obrador buscó este domingo componer las cosas al señalar que tiene “relevo generacional”.

Y que ganarán los juegos por paliza, utilizando el argot beisbolero, además de que cuenta con al menos cinco pitcher abridores y relevos.
Pero el Presidente abrió el telón o más bien sacudió el gallinero desde mediados de la semana cuando en reunión de AMLO con las y los legisladores de la 4T preguntó a los diputados sobre el desempeño del secretario de Gobernación, Adán Augusto López quien en respuesta fue coreado como «presidente, presidente»
«Vamos a hacer una especie de encuesta, de consulta breve: ¿verdad que tenemos un buen secretario de Gobernación?», lanzó.
Y los legisladores aplaudieron y corearon «presidente, presidente».
Entonces AMLO destacó el trabajo de Adán Augusto para resolver acuerdos con la Fiscalía General, el Poder Judicial, entre otros.
«Que nos ayuda mucho, está a cargo de llevar a cabo la conciliación, los acuerdos con legisladores, gobernadores, la Fiscalía General de la República, el Poder Judicial» «Me ayuda mucho, me aligera la carga», diría sobre el responsable de la política interna, conocido así ese cargo durante los sexenios del PAN y el PRI.
Al siguiente día, López Obrador optó por incluir en la foto,  acciones también muy conocidas como mensajes dentro de los regímenes priistas, cuando llamó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y a la Jefa del gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheimbum, ambos mencionados también como presidenciables.
A los dos les pidió que se acercaran en uno de los eventos del día, este fin de semana, para que lo acompañaran en la foto, además de aclarar que él no pidió pronunciamientos sobre Adán Augusto en cuanto a la presidencia sino solo en su desempeño como titular de la Segob.
Este domingo, el tabasqueño diría en lenguaje beisbolero que tiene cerradores y otro puño de “mujeres y hombres que tiran moña” al referirse que se abanico es amplio para el 2024.
En tanto, en un mitin en Hidalgo, del candidato de Morena a la gubernatura, Julio Menchaca, este domingo acudió Marcelo Ebrard, quien fue vitoreado también con el grito de “presidente, presidente”, lo que causó risas en el canciller.
En Veracruz, sin embargo, ha sido evidente que el grupo político en el poder simpatiza con Sheimbum, aunque por otro lado, al menos eso ha trascendido, es que no tienen la certeza de por donde el Presidente va a dar la línea, es decir, cuál es su pitcher abridor.
En ese sentido, eso ha calado en una confrontación abierta entre los bloques al interior de Morena, desde quienes gobiernan en Veracruz hasta quienes se sienten apadrinados desde el altiplano. Abiertamente, entre el secretario de Gobierno, Erick Cisneros y el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna.
Y es que como se sabe no solo será la Presidencia sino también la gubernatura en el mismo año, para lo cual ya existen lineamientos claros en Veracruz pero el “ahiijado” de Horacio Duarte, actual titular de Aduanas no se quiere quedar atrás, al menos en buscar una senaduría o pelear la gubernatura por Movimiento Ciudadano o en alianza con los Yunes, bajo el agua, y obviamente en contra del candidato panista que no saldrá de su clan.
MUY EN CORTO
CARRETERAS PELIGROSAS. En los últimos 2 sexenios de los gobiernos ppriistas Fidel Herrera y Javier Duarte y el bienio gobernado por el PAN con Miguel Ángel Yunes las carreteras de Veracruz a Puebla nunca dejaron los primeros lugares en asaltos de vehículos de cargas e incluso particulares.
Ahora el titular de Seguridad Pública, Higo Gutiérrez responsabiliza al gobierno poblano, pero lo cierto que es un añejo tema que ni en el pasado ni ni el actual régimen se ha podido erradicar.
Incluso las cámaras y asociaciones de auto transporte han señalado repetidamente la gravedad del problema sin que nadie pueda lograr abatirlo.
En cada asalto o robo se pierden incluso vidas de conductores de las pesadas unidades dejando en el luto a decenas de familias cada año.

Comparte