En la mira

Comparte

Confirmó Tribunal la negociación del PAN Estatal

 

Silverio Quevedo Elox

Dicho estaba y el dicho se confirmó, estas son algunas frases que hicieron llegar algunos “panistas originarios” a este reportero, en torno a lo que en este espacio se adelantó desde ayer,  sobre que el resolutivo del Tribunal Electoral federal saldría a favor de Federico Salomón, y quien se queda con la dirigencia del PAN, fórmula que inició el hoy procesado, ex alcalde y ex diputado, Tito Delfín.

Definición que por ende favorece al clan de los Yunes azules y a quienes le entregaron el manejo de dicho partido. Tan es así que la secretaria general, la senadora Indira Sanromán, también del grupo yunista, declararía unas horas antes que el TEPJF emitiera la resolución, que confiaban en que les favoreciera a ella y al candidato Salomón que entró en relevo a Tito Delfín.

Dichas declaraciones no fueron más que aderezar lo que ya estaba sentenciado, y que incluso desde el martes era obvio, que los magistrados iban a atender la operación yunista, su modos operandi en estos casos.

Y es que sorprende esta decisión final puesto que el caso llegó con dos resolutivos en contra. El del Tribunal Electoral del Estado de Veracruz, TEV y posteriormente el de la sala regional que ya es parte de la instancia federal.

En febrero de este año, el pleno del (TEV) determinó reponer el procedimiento de elección interna de la dirigencia y el Comité Estatal del PAN, por considerar que “se incumplió con lo determinado en la convocatoria y al haberse vulnerado los derechos de las partes.

En la elección interna del partido albiazul participaron dos planillas, una encabezada por Joaquín Guzmán Avilés y la otra por Tito «N».”

Un mes después, en la primera semana de marzo los magistrados de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenaron repetir la elección interna de Acción Nacional tras invalidar el triunfo de Federico Salomón Molina.

De acuerdo a los señalamientos los magistrados encontraron que la candidatura de Salomón Molina se realizó sin contar con las firmas necesarias a las que se sometió el candidato quien encabezaba la primera fórmula

Sorprende a panistas, propios y extraños, que ambas resoluciones no fueron suficiente para el criterio que asumió ahora el Tribunal federal en su sala superior al darle palo a esas dos determinaciones de las primeras instancias y revocarlas para darle el triunfo de la dirigencia a Salomón, Indira y compañía.

La reacción no se hizo esperar de “el chapito” quien en un manifiesto público este mismo miércoles, manifestó su conformidad:

“Exigiremos procesos internos democráticos reales, no permitiremos abusos y excesos de algunos. Esto es una derrota a la democracia, y nos deja ver que aún falta mucho por alcanzar en los procesos internos de nuestro partido.

No significa que la política tenga que ser así, definitivamente influye mucho por las personas que están al frente. Por eso hago un llamado a los que están a favor de que exijamos procesos internos democráticos reales, para que defendamos nuestros valores.

No perdamos la esperanza y la unidad, la gente tibia siempre termina sucumbiendo por ella misma, debemos seguir en el camino de las instituciones y la defensa de nuestros derechos.”, diría en su comunicado.

 

NO ES GARANTIA QUE GANEN LA INTERNA

Lo que “El chapito” deja en claro es que con esta resolución a favor del bloque yunista no es una garantía para que se queden con la candidatura de la elección a gobernador, el proceso interno más relevante por venir en lo próximo al interior del PAN.

“El trabajo de los verdaderos panistas continuará sin duda, representamos una mayoría que no se vende y que tiene convicciones, por eso nos mantendremos unidos en lucha por la democracia de México, de Veracruz y de nuestro partido.

Hay quienes le apuestan a la ley del dedazo y a las decisiones unilaterales que no construyen la democracia, solo la desmoronan a pedazos” dijo en su mensaje a la militancia tras la resolución en su contra por parte del Tribunal Electoral federal.

Y es que para Guzmán Avilés y los grupos en contra, no tienen de otra que ir con todo para evitar que otra vez los Yunes sean quienes obtengan la candidatura al 2024. Algo que sin embargo, parece que no va a ocurrir, pues está claro que esto podría ser parte de los acuerdos en que se vienen entregando los Yunes azules.

Seguro que el chapito y sus grupos que lo apoyan saben que remarán contra corriente para lograr que el candidato salga de entre los “panistas originarios” que han tenido que tolerar la invasión de los Yunistas en los últimos años.  Y tendrá que ser así si es que quieren ganar terreno.

Hay quienes creen que haberle dado el triunfo a Paty Lobeira y tumbar a Ricardo Exsome fue el primer guiño para los acuerdos con el clan de la conurbación

 


Comparte