Hora cero

Comparte

Rompe Antorcha con el alcalde de Soteapan

Luis Alberto Romero

En el municipio de Soteapan, que se ubica en la zona de Catemaco, Acayucan, Mecayapan y Tatahuicapan, el alcalde Rafael Hernández Hernández protagonizó un rompimiento con la organización Antorcha Campesina, de enorme influencia en esa región.

En Soteapan, la agrupación que encabeza en Veracruz Samuel Aguirre Ochoa, mantiene el control político durante las últimas dos décadas; en este municipio, el Movimiento Antorchista ha promovido la construcción de obras educativas y  de infraestructura, aprovechando la cercana relación con los ayuntamientos locales.

Se trata de una zona con alta presencia indígena, a la que Antorcha llegó hace 26 o 28 años. De hecho, el actual alcalde, Rafael Hernández, tuvo un paso por el Movimiento, de donde salió catapultado al Ayuntamiento, con la bandera de la coalición PAN-PRI-PRD.

Todo parecía miel sobre hojuelas en la relación gobierno local-Antorcha, hasta que esta semana, cuatro meses después de rendir protesta como alcalde, Rafael Hernández decidió dar la espalda a quienes le impulsaron en su carrera.

A través de redes sociales comenzó a circular una tarjeta informativa, aparentemente emitida por la representación del Gobierno del Estado en la región (Política Regional) en la que se consigna un rompimiento del alcalde con la organización.

Mediante un comunicado, el Movimiento Antorchista interpretó la filtración de dicha tarjeta como un ataque del gobierno estatal, con la intención de provocar una división interna.

Apunta la organización que desde el gobierno veracruzano se presionó al alcalde para romper con el Movimiento… “es claro que se trata de un acto de hostigamiento y represión por parte del gobierno morenista estatal en contra de las autoridades municipales para someterlos a sus designios e intereses”.

Posterior a la “filtración” de dicha tarjeta informativa, cuya autoría no está del todo clara, el Movimiento Antorchista se deslindó del Ayuntamiento de Soteapan mediante un comunicado: “el Comité Estatal del Movimiento Antorchista en Veracruz hace de conocimiento público que a partir de este momento nos deslindamos de la administración municipal del ayuntamiento de Soteapan, que preside el alcalde Rafael Hernández Hernández, a quien ciertamente nuestros compañeros antorchistas organizados apoyaron decididamente, durante el pasado proceso electoral, para ganar la alcaldía del municipio… esperamos que sepa respetar los derechos de libre petición, gestión, organización y manifestación”.

El caso llamó la atención porque Soteapan, al igual que Ayahualulco y otros municipios de la entidad, tienen una enorme influencia antorchista. En ambos ayuntamientos, la organización que tiene como máximo dirigente nacional a Aquiles Córdova Morán ha impulsado a las autoridades locales”.

Por otro lado, habría que dar seguimiento al señalamiento en el sentido de que desde el gobierno estatal se presiona a los alcaldes con la intención de rompan con sus partidos u organizaciones de origen, Antorcha en el caso de Soteapan.

En cuanto al alcalde del lugar, muy pronto mostró de qué estaba hecho, cediendo a las presiones para romper con la organización que lo llevó al cargo. Rafael Hernández fue regidor en 2013, durante la administración de Héctor Hernández Manuel, a propuesta del magisterio aliado de Antorcha.

Más tarde, en 2019, el hoy alcalde buscó un mayor acercamiento con el Movimiento Antorchista, con la evidente intención de alcanzar la candidatura a la alcaldía en 2021; la organización le apoyó y Rafael Hernández llegó a la presidencia municipal con el voto de más de 7 mil 200 ciudadanos, de los cuales más de 6 mil fueron priistas; es decir, de Antorcha.

Si bien este sujeto no tuvo una formación ideológica antorchista, sí recibió el apoyo del Movimiento, por lo que ese rompimiento causó relativa sorpresa; a fin de cuentas, el dar la espalda a quienes le impulsaron para ocupar dicho espacio, le define a la perfección. @luisromero85


Comparte