Hora cero

Comparte

Ricardo Ahued y Reynaldo Escobar 

Luis Alberto Romero

Una de las administraciones municipales de Xalapa que se caracterizó por la eficiencia administrativa fue la que encabezó Reynaldo Escobar Pérez de 2001 a 2004, a quien se recuerda por haber puesto orden en el tema del comercio informal en la ciudad.

Probablemente con el paso del tiempo queda en el olvido que antes de dicho ayuntamiento, Xalapa era un verdadero caos provocado por el ambulantaje.

Por ello, las cámaras de comercio se quejaban constantemente del desorden y la actitud permisiva de las autoridades locales ante el problema.

En 2003, el gobierno municipal encabezado por Escobar Pérez, aprovechando la inmejorable relación con las autoridades estatales –sexenio de Miguel Alemán Velasco– consiguió la donación del predio para construir lo que hoy es la plaza Clavijero, donde fueron reubicados los vendedores ambulantes que literalmente habían tomado el espacio público de la zona de la Plazuela del Carbón, centro de la ciudad.

Durante la administración de Reynaldo Escobar, el ambulantaje quedó en Xalapa como una actividad poco permitida y limitada a espacios reducidos y controlados; ello permitió el rescate de la Plazuela del Carbón, hecho que fue reconocido tanto por la Canaco como por los vecinos del centro histórico de la capital veracruzana.

Los vendedores ambulantes habían tomado la zona conocida como “el árbol” (un fresno traído de Inglaterra que fue sembrado en 1880), calles Revolución, Abasolo, Constitución y Victoria de Xalapa, por lo que el ayuntamiento planeó y ejecutó su reubicación. Esa medida reactivó y fortaleció al comercio establecido en la zona centro de Xalapa, dado que en los alrededores de la Plaza Clavijero florecieron nuevos comercios, como Casa Ahued, propiedad del actual alcalde xalapeño; un enorme establecimiento ubicado a pocos metros de la nueva plaza.

El rescate de la Plazuela del Carbón fue muy valorado por los vecinos y el comercio establecido; tanto, que en 2004 fue colocada una placa en agradecimiento al alcalde que hizo posible la liberación de dicho espacio.

El tema surge hoy por la reciente destrucción de esa enorme y pesada placa metálica, fijada en concreto, que expresa el agradecimiento de los beneficiarios por el retiro de los vendedores ambulantes, a quienes, de paso, las autoridades municipales ofrecieron un espacio digno para realizar su actividad comercial.

Quienes realizan sus actividades en ese lugar apuntan que el derribo y la destrucción de esa placa no puede ser producto del vandalismo –se requerirían al menos 4 personas para dañarla–, sino probablemente de una instrucción municipal, pero no se ha dado a conocer una disposición en ese sentido.

Ricardo Ahued sucedió a Reynaldo Escobar en la alcaldía de Xalapa –en su primero de dos periodos–, y la relación que prevaleció desde entonces entre ambos podría ser todo menos cordial.

Ricardo Ahued fue por segunda ocasión postulado a la presidencia municipal de Xalapa en 2021, ahora por Morena; y hay quien lo ve como un posible candidato emergente a la gubernatura de Veracruz, si se descuidan Rocío Nahle y Eric Cisneros; Reynaldo Escobar, por su parte, se concentra en su actividad como abogado litigante; goza de prestigio en el ámbito del derecho; fue procurador y secretario de gobierno, y parece que con la salud restablecida, no piensa en el retiro. @luisromero85


Comparte