El alcalde inútil / Bitácora política

Comparte

Pedro Hipólito Rodríguez Herrero el alcalde 322 de Xalapa

Nunca se atendieron los problemas de la ciudadanía

Lo único que hizo fue regresar dinero millonario a la federación

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez

No sé si a ustedes les pasa, pero a mí me da coraje, cuando paso por cualquier rumbo de la ciudad capital y veo a las cuadrillas del municipio trabajando para atender los problemas de mantenimiento de la urbe xalapeña.

Y el enojo no es porque estén trabajando para pavimentar calles y avenidas, limpiando camellones o llevando agua a las colonias en pipas, sino porque precisamente por que no se hizo nada de eso, durante los años que duró la mala administración de Pedro Hipólito Rodríguez Herrero como presidente municipal, es que ahora la que un día fue conocida como La Ciudad de las Flores denota el abandono en el que se tuvo.

 Es que fueron muchos años, los que la ciudad fue abandonada por sus autoridades municipales, que no cumplieron con las más elementales obligaciones, como es el de los servicios públicos de pavimentación, alumbrado, basura, agua potable y la salud fueran atendidos.

Si no se atendieron los servicios y necesidades básicas, mucho menos se hicieron realidad los faraónicos proyectos de hacer mega obras como la del tren urbano o circuitos viales.

El llamado Dr. Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, alcalde 322 de Xalapa desde el diciembre 31 del 2017, ha sido sin lugar a dudas el peor de todos los que han ocupado la silla presidencial de la Atenas Veracruzana.

Para lo único que sirvió Pedro Hipólito es para regresar presupuestos millonarios a la federación, porque nunca se invirtieron en los programas sociales para los que estaban destinados.

Hipólito Rodríguez llegó al poder, gracias a que apareció en las boletas electorales junto con el presidente Andrés Manuel López Obrador quien fue el que ganó las elecciones y de paso jaló a todos los candidatos de MORENA.

Pero desde que andaba en campaña, declaró que no le interesaba tener después otro puesto de elección popular, por lo que al término de su administración -tal como ocurrió- regresaría a su plaza de investigador en el CIESAS-Golfo, de donde nunca debió salir.

Nunca le interesó atender, mucho menos resolver, los problemas de los xalapeños.

Todavía se recuerda que cuando al inicio de su administración, se le cuestionó el motivo por el cual no se tapaban los baches que ya había por toda la ciudad, su elocuente salida fue decir que no eran de su gobierno, que estaban desde el pasado, como si por eso no tuvieran que ser cuando menos tapados.

Por eso es que ahora que el presidente municipal de Xalapa es Ricardo Ahued, quien además de experiencia tiene la capacidad para resolver los problemas, vemos que, desde el primer día de su administración, arrancó con un programa de pavimentación y bacheo por toda la ciudad, lo mismo en colonias de la periferia, que en el pleno centro de la ciudad.

También clausuró el túnel que comunicaba la cochera del palacio municipal con la oficina de la presidencia, por donde Pedro Hipólito transitaba sigilosamente para evitar tener contacto con la ciudadanía.

Ahora la diferencia se nota, Ricardo Ahued es un político con sensibilidad y sencillez, como lo demuestra todos los lunes que tiene reuniones en el patio central del palacio, para recibir, escuchar y atender los problemas que los xalapeños acuden a presentarle.

Por ello es que a poco más de cien días de haber llegado al gobierno, Ricardo Ahued ya fue calificado como el mejor alcalde de todas las ciudades capital del país, por su contacto y trato con la ciudadanía que lo eligió.

Con el trabajo de todas las áreas del ayuntamiento, es como día a día, se va notando la transformación de la ciudad de Xalapa, que como dice el eslogan empieza a florecer.


Comparte