Comparte

Tremendo ridículo cometió la Fiscalía: unas horas después de anunciar la captura de un sujeto a quien presentaron como presunto responsable del asesinato de las periodistas Yessenia Mollinedo y Sheila Johana García, el ente procurador de justicia tuvo que decirle “usted perdone” al acusado; y liberarlo de inmediato.

Este martes, tras la captura, se manifestaron los compañeros de trabajo del detenido, quienes explicaron que él trabajaba en Xalapa, es repartidor en moto, y el día de los hechos laboró como normalmente lo hace; no estuvo en Cosoleacaque, donde se verificó el lamentable hecho… y tenían razón.


Comparte