Hora cero

Comparte

La extinción del Fideicomiso del Acuario

Luis Alberto Romero

Mediante un decreto publicado en la Gaceta Oficial del Estado por la noche del lunes 16 de mayo, el gobierno de Cuitláhuac García extinguió el fideicomiso público de administración denominado “Acuario de Veracruz”.

Dicho atractivo turístico se llamará ahora “Aquarium” y quedará bajo la administración, operación y control de la Procuraduría del Medio Ambiente, que depende de la Secretaría del Medio Ambiente del gobierno estatal.

El decreto publicado determina que dicha instancia tendrá la dirección, administración, control y supervisión de los bienes y recursos de orden presupuestal, financiero, materiales y humanos, y del cuidado, conservación y preservación de la flora, fauna y recursos naturales.

El Artículo 3 del documento publicado en la Gaceta expone que La “Procuraduría” (PMA) tendrá a su cargo la representación legal y ejercicio de los derechos y obligaciones del “Aquarium”, que pasará a formar parte de su estructura orgánica, con los fines de orden público e interés social de garantizar la continuidad, permanencia y regularidad de todos los servicios a cargo del “Aquarium”, en atención a las disposiciones que le otorgan a la “Procuraduría” los atributos de personalidad jurídica y patrimonio propios, en sus funciones de derecho público.

Dicha determinación del gobierno de Veracruz se da unas horas después de que el Patronato del Acuario pidiera la intervención de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, PROFEPA a efecto de que se delimitaran las facultades para la clausura de dicho espacio; es decir, el Patronato pedía la intervención del Gobierno Federal para determinar si la clausura era legal, dado que el inmueble está asentado sobre terrenos federales.

Por la mañana de este martes, el gobierno estatal emitió un comunicado de prensa en el establece que el “Aquarium del Puerto de Veracruz”, abrirá sus puertas al público en menos de 48 horas; y que en 20 días la PMA deberá presentarse el Plan turístico.

En síntesis, dice el gobierno estatal que un día al mes, la entrada al acuario será gratuita; exceptuando julio, diciembre, días de Carnaval y Semana Santa; es decir, las fechas de mayor aforo; que se otorgará el 30 por ciento de descuento a huéspedes de los hoteles de la zona; y que los estudiantes de las carreras de biología pagarán sólo la mitad del boleto.

En reacción, por la mañana de este martes, la alcaldesa de Veracruz, Patricia Lobeira de Yunes, calificó la medida como un abuso, dado que se echaron “por la borda 30 años de experiencia y buen manejo que han logrado consolidar a este inmueble no sólo como el mayor atractivo turístico del estado de Veracruz, sino como el mejor acuario de toda Latinoamérica”.

Agregó: “el abuso cometido en contra del acuario deja en  duda la confianza y la buena fe depositada en las autoridades estatales… A nombre de los veracruzanos, rechazo tajantemente la forma en que se respondió a la resistencia que fincada en las leyes y el derecho ha estado oponiendo el Fideicomiso del Acuario para defenderse”.

El asunto amenaza con convertirse en motivo para un nuevo diferendo y otra batalla legal, política y mediática entre el gobierno de García Jiménez y el grupo que mantiene el poder local en la zona conurbada.

Veremos, por otro lado, cómo termina el tema del control de los millonarios recursos que genera este atractivo turístico, así como el desempeño Sergio Rodríguez Cortés, quien está al frente de la PMA. @luisromero85


Comparte