La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

La Fiscalía y el uste´disculpe

 

Yamiri Rodríguez Madrid

Vaya pifia cometió la Fiscalía General del Estado (FGE) a cargo de Verónica Hernández Giadans en su afán de colgarse medallitas.   A una semana del asesinato de las reporteras del sur, Yessenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García Olivera, allá en Cosoleacaque, este martes salió a anunciar que ya había capturado a un presunto asesino.  Boletinó su foto con la intención de mostrar de que en Veracruz sí hay justicia pronta y expedita, pero le salió el tiro por la culata.

Unas horas después de la presentación del detenido, un grupo de motociclistas repartidores llegó a la Plaza Lerdo de Xalapa para exigir la liberación de su compañero, pues afirmaban nada tenía que ver con el doble crimen e incluso había un video del joven el mismo día del crimen, a la misma hora, recogiendo un pedido aquí en la capital veracruzana que está a muchas horas de distancia de ese punto del sur. Como quien dice: era solo un chivo expiatorio.

Tal vez fue en ese momento que la Fiscalía entonces sí se puso a investigar y, con todo el orgullo de la Fiscal, tuvieron que dejarlo en libertad e informar que se trató de una homonimia. Aplicaron el “uste´ disculpe” lo que ya se convirtió, para no variar, en una nota nacional.

Eso nos lleva a dos reflexiones: ¿A cuánta gente ha metido a la cárcel la Fiscalía y efectivamente se trata de un error?, ¿Qué cabezas deben rodar al interior de la dependencia luego de evidenciar lo endeble de su trabajo?

Hay que recordar también que por más recorridos y fotos en pose reflexiva que se tome la Fiscal, la FGE es una de las más rezagadas en el país y ella ya lleva un rato ahí.  En el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2021 del INEGI, Veracruz figura como la octava fiscalía con mayor presupuesto, en la media tabla en lo que hace al personal en las agencias del ministerio público y una de las 6 entidades que más averiguaciones previas, investigaciones iniciadas y carpetas de investigación abiertas tiene, con más de 80 mil.

Ni modo de echarle la culpa a Jorge Winckler, a Luis Ángel Bravo Contreras o al que quiera del pasado, de que también fue culpa de ellos el error en esta detención.

@YamiriRodriguez


Comparte