Comparte

El caso de Viridiana Moreno, la joven desaparecida en Cardel, se convirtió en un verdadero problema para el gobierno de Veracruz, luego de que el gobernador declarara que no estaba desaparecida, sino “resguardada”.

Ese asunto provocó la toma de la caseta de peaje de La Antigua el domingo por la noche; y una manifestación en Xalapa, por la mañana de este lunes.

Cuitláhuac García trató de enmendar el error que consistió en una precipitada explicación; y reconoció que la búsqueda sigue. Mucho más cauto, declinó dar detalles del caso, por ser un momento “delicado”.


Comparte