Pide diputado cambiar estrategia para detener ola de violencia

Comparte

Redacción

Ante la ola de violencia más grave que ha vivido México en los últimos años y un evidente Estado fallido, aunado a las malas estrategias de “protección a delincuentes y de abrazos y no balazos”, el diputado Jorge Romero Herrera, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, hizo un llamado al Gobierno Federal y a las autoridades de seguridad para atender cuanto antes esta crisis que aqueja al país, reflejo de las políticas equivocadas del gobierno encabezado por Morena, que no prioriza la problemática.

“La ola de violencia debe parar, la estrategia de seguridad debe cambiar y el Presidente debe dejar de proteger al crimen organizado con sus abrazos; esto no le beneficia en nada al país ni a las familias mexicanas honestas, trabajadoras y con un modo honesto de vivir”, afirmó el legislador en un comunicado.

Aseguró que el sentimiento de miedo que ya ha permeado a la sociedad debería ser un indicativo para la actuación del gobierno; sin embargo, mantienen su postura pasiva mientras el crimen avanza.

Dijo que en el país siguen creciendo la corrupción, los secuestros, las violaciones, los robos con violencia, las extorsiones telefónicas, los homicidios dolosos, feminicidios, entre muchos otros delitos que lastiman la tranquilidad de las familias, y el gobierno decide deliberadamente no actuar.

“Es preocupante el incremento de violencia, inseguridad y desapariciones en el país, y el Presidente prefiere seguir hablando de temas que en nada aportan al país. Dejen de culpar al pasado, eso no le sirve a las familias. La delincuencia y la violencia aumentan sistemáticamente en estos casi cuatro años de gobierno, y la incapacidad de gobernar es evidente y preocupante”, consideró Romero Herrera.

Por poner un ejemplo, dijo el líder parlamentario, entre miles que hay, el sábado pasado, a plena luz del día, fue asesinada la activista y abogada Cecilia Monzón Pérez, quien meses antes, había pedido protección y la autoridad la ignoró.

Además, el día de ayer fue el segundo más violento en lo que va de este sexenio y el más violento en todo 2022: 118 mexicanas y mexicanos perdieron la vida durante las 24 horas del día. Esta cifra solamente es superada por el 1 de diciembre de 2019, cuando se registraron 127 homicidios dolosos, paradójicamente, día en que el presidente Andrés Manuel López Obrador cumplió un año en el cargo. Estos números son de una zona de guerra.

“Obviamente el sistema judicial está rebasado, quedando impunes literalmente miles de homicidios”, añadió.

El coordinador alertó que al seguir por este camino la inseguridad seguirá creciendo, los homicidios permanecerán, los feminicidios no pararán, las masacres seguirán presentes y la vida de todas y todos estará en riesgo, quitándonos la tranquilidad que merecemos tener las y los mexicanos.

Exigió al Gobierno Federal cambiar su estrategia y poner como una de sus prioridades en su agenda un freno a la ola de violencia que impera a lo largo y ancho de México.

Asimismo, Romero Herrera a título de Acción Nacional condenó los hechos de violencia que enmarcan la fallida estrategia del Presidente, y exigió que se cumplan con las leyes que ha dado el Congreso de la Unión para prevenir, investigar, sancionar delitos de diversas índoles.


Comparte