La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

La tranquilidad en Veracruz, ¡al carajo!

 

Yamiri Rodríguez Madrid

Han sido días negros en Veracruz. Otra vez la seguridad se está descomponiendo. Desde hace más de una década las y los veracruzanos hemos vivido días aciagos y, cuando parecía que ya no éramos de los estados más peligrosos, otra vez estamos en el mismo lugar.

Mientras nuestros cuerpos de seguridad están preocupados en cazar motociclistas, los feminicidas andan sueltos, lo mismo que los secuestradores y homicidas; mientras la Fiscalía General del Estado estuvo preocupada en encarcelar a centenares por el delito de ultrajes a la autoridad, los cuerpos en las morgues se desintegraban.

Estas últimas semanas el Gobierno de Veracruz y la propia FGE han quedado en evidencia por una cadena de errores.  Primero fue el joven injustamente detenido señalado de haber sido el presunto asesino material de las comunicadoras en Cosoleacaque; una confusión que nos ha hecho preguntarnos cuánta gente estará encarcelada por un motivo similar.  Después, la desaparición de la joven Viridiana Moreno llegó a los medios internacionales, en un ejemplo de las pifias que se cometen en la procuración de justicia.

Desde que inició esta administración morenista, Cuitláhuac García Jiménez ha asumido el rol de vocero de los temas de seguridad, absorbiendo para mal los golpes mediáticos de la Fiscalía y de la Secretaría de Seguridad Pública; y estos, ni siquiera los datos completos de cada uno de los casos le pueden dar, como si ni para eso sirvieran.

En el tema de ultrajes, el mandatario se llevó todo el desgaste; en el caso del equívoco en la detención debieron rodar cabezas; lo mismo que el “resguardo” de Viridiana, pero nada pasa, tanto Hugo Gutiérrez Maldonado como Verónica Hernández Giadans, que supuestamente es autónoma, entierran la cabeza como el avestruz y esperan a que las aguas se calmen para seguir en las mismas. Vaya, hasta golpeando reporteros por parte de la SSP. Ellos, los técnicos y responsables de esas complejas áreas, deberían ser quienes salgan a informar de los lamentables hechos, a responder las preguntas difíciles y no mandar al Gobernador a la guerra sin fusil.

Así es como podemos entender por qué ocupamos los primeros lugares nacionales en feminicidios, en secuestros, en extorsiones, en asesinatos y agresiones a la prensa, el por qué nos han robado para siempre la tranquilidad, nos tatuaron la violencia en el nombre del estado; y a las autoridades les importa un carajo, como ya lo dijo AMLO.

@YamiriRodriguez


Comparte