Comparte

Un poco antes de iniciar su campaña a la presidencia municipal de Tihuatlán (municipio conurbado con Poza Rica), en abril de 2021 el candidato perredista, Gregorio Gómez, fue detenido tras una orden de cateo a su negocio de autopartes.

Goyo Gómez, como se le conoce en el norte veracruzano, fue alcalde de ese municipio y buscaba repetir, pero las denuncias en su contra lo impidieron.

Este personaje vuelve a ser noticia luego de que se reclasificaran las acusaciones en su contra; ahora tendrá que enfrentar señalamientos por presuntos delitos contra las instituciones de seguridad pública; y pasará otro año en prisión preventiva.


Comparte