Desde el café

Comparte

Bofetada de Cuitláhuac a su hacedor y maestro

Bernardo Gutiérrez Parra
Quién sabe qué mosco le picaría al gobernador Cuitláhuac García que se despachó con un desayuno para los periodistas con motivo del Día de la Libertad de Expresión, cuando es de todos sabido que no le da agua ni al Gallo de la Pasión.

El desayuno no dejó de sorprender porque Cuitláhuac detesta, aborrece y abomina a los periodistas. No tiene empatía con el gremio y en más de una ocasión los ha insultado y humillado. Pero este martes los reconoció y les soltó un choro en el Centro de Estudios e Investigación en Seguridad Pública del Lencero, lugar del evento.

Para no perder la costumbre dijo que no habrá impunidad para nadie que agreda a un periodista. Y el titular de la SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado, que estaba sentado a su lado y cuyos elementos tundieron hace unos días a unos reporteros que hacían su chamba, ni se dio por enterado.

“Recuerden que hemos hecho todo el esfuerzo para que ya se acaben las agresiones contra los periodistas dejando muy claro el mensaje de cero impunidad”, dijo sin el menor rubor.

Sólo que en ese sentido no ha de ser mucho el esfuerzo de su gobierno donde Veracruz es una de las entidades más peligrosas para ejercer el periodismo. Así lo confirman siete reporteros asesinados en su administración y las incontables amenazas que han recibido algunos.

En la mesa de honor estuvieron de izquierda a derecha, Hugo Gutiérrez Maldonado, el gobernador Cuitláhuac García y la fiscal Verónica Hernández Giandáns. “Ya nomás les falta el numerito en el pecho” me dijo un colega. A un lado de la Fiscal se sentó ese cero a la izquierda llamado Iván Joseph Luna Landa, que cobra como Coordinador de Comunicación Social.

¿Fue él el del error?

¿Cuál error?

Una pifia garrafal.

Este martes estuvo en Xalapa Jesús Ramírez Cuevas, responsable de la Oficina de Comunicación de la Presidencia de la República y uno de los hombres más poderosos del país por su cercanía con el presidente. Más que responsable de la comunicación, Jesús es el principal consejero, el Pepe Grillo de López Obrador. Con él y con nadie más consulta el tabasqueño los asuntos verdaderamente peliagudos de su gobierno, y a Jesús y a nadie más escucha Andrés Manuel.

Jesús es un tipo inteligente, discreto y eficiente. Fue fundador y director del periódico Regeneración, el órgano oficial de Andrés Manuel. Ha estado con éste por más de 20 años y su lealtad al presidente es a toda prueba. López Obrador le tiene especial cariño porque nunca le ha fallado.

Jesús vino a Xalapa a recibir un premio por su carrera periodística en un evento que realiza anualmente el Club de Periodistas de México A.C., delegación Veracruz, organizado por Uriel Rojas Martínez. Cada año Uriel le corre la cortesía al gobernador en turno de invitarlo y cada año asiste el gobernador o envía a un representante.

Esta vez ni lo uno ni lo otro.

Ya sea porque no le dijeron (y uno de los que tenía esa obligación era Iván Joseph Luna), o porque Cuitláhuac no consideró a Jesús de su estatura, el chiste es que no asistió al evento donde los anfitriones fueron el alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued y el propio Uriel Rosas.

Pero hubo más. Ramírez Cuevas escogió Veracruz para dar a conocer un ambicioso programa destinado a dar Seguridad Social a los periodistas de a pie que no tienen un trabajo estable ni ingresos fijos. Este programa, que ya es una realidad, fue música celestial para los compañeros que están desamparados económicamente porque verán sus beneficios a partir del 1 de agosto.

El desaire de Cuitláhuac a Jesús fue tal que ni siquiera replicó su mensaje en las redes del Gobierno del estado. Para Cuitláhuac la visita de Jesús Ramírez no existió.

Interesante será ver la cara del presidente cuando le pregunte a Jesús cómo lo trató el gobernador y sepa lo que pasó.

La grosería, la falta de educación, la bofetada de Cuitláhuac no fue sólo para Jesús, fue para el presidente, el hombre que lo hizo gente.

Quienes conocen a Chucho aseguran que no es un tipo rencoroso. Pero Andrés Manuel sí lo es y difícilmente dejará pasar una insolencia de ese tamaño a su hombre de más confianza.

Lo que vaya a hacer el tabasqueño está por verse, pero no será nada bueno para el gobernador veracruzano que no sólo se brincó las trancas, sino que se pasó de tueste.

Quien sí aplaude y respalda es Sergio

Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Cámara de Diputados calificó de histórico y sin precedentes el programa para otorgar seguridad social a periodistas independientes, puesto en marcha por el presidente López Obrador.

Dijo que desde la Cámara de Diputados se suma de manera proactiva y realizará lo pertinente para que este programa, que se pone en marcha desde la Presidencia de la República, sea fortalecido y llegue a la mayor cantidad de periodistas, sobre todo en Veracruz

Este martes y en el marco del Día de la Libertad de Expresión, el Presidente López Obrador anunció la puesta en marcha de este programa de seguridad social que incluye servicio médico, pensión, atención para la maternidad y guardería, entre otros beneficios. Los recursos para el Programa provendrán del 25 por ciento de la partida presupuestal destinada a publicidad gubernamental.

Gutiérrez Luna reconoció el esfuerzo cotidiano de los periodistas veracruzanos para informar con oportunidad y veracidad a sus audiencias. Resaltó la pasión, entrega y compromiso con la verdad de sus paisanos periodistas con quienes ha creado una empatía especial “porque todos estamos interesados en Veracruz, en eso coincidimos y vamos a seguir adelante, con respeto a la libertad de expresión y al derecho a la información que tenemos todos”, expresó.
bernardogup@hotmail.com


Comparte